ALPA: Experto en logística minera

By: Redacción LOGISTICA 360
Set.18, 2017
0

La cadena de suministros y la logística de la actividad minera exigen recursos y capacidades de alta especialización para el almacenamiento y la distribución eficiente y a un coto adecuado de los bienes que requieren.
En su larga experiencia en el sector minero, ALPA ha marcado la diferencia gracias al capital humano con que trabaja, altamente capacitado y con un gran sentido de la urgencia, que le permiten responder de manera óptima a las necesidades de sus clientes.
De ese modo, la compañía se ha consolidado como el operador experto en el manejo de insumos químicos y bienes fiscalizados (IQBF), así como de equipos sobredimensionados y de gran peso que se utilizan en la industria minera y otras actividades productivas.
“Nuestra experiencia en el manejo de materiales peligrosos data de hace 30 años como operador del grupo Mercantil, uno de los principales proveedores de insumos químicos de la industria minera”, resalta Enrique Lau, Gerente General de ALPA.

Una de las ventajas de ALPA es que ofrece a sus clientes optimización de costos de distribución a través de consolidación de carga en los transportes que van hacia las unidades mineras. «Nosotros tenemos distintos clientes proveedoras de la minería, cuyos clientes finales pueden ser una misma mina; cuando una de estas empresas nos pide un producto para despacho, vemos si también tenemos programaciones de despacho de otro de nuestros clientes, y consolidamos la carga», precisa.
Junto a su excelente infraestructura, la buena ubicación de ALPA le proporciona un enorme potencial de hub logístico, ya que se encuentra en la Panamericana Sur, cerca al límite de Villa El Salvador y Lurín, y a pocos metros de la refinería Conchán.
Especialización en minería Los esfuerzos de inversión y mejora de ALPA obedecen al cumplimiento de las más exigentes condiciones para el manejo y control óptimo de la carga que almacena y distribuye para la actividad minera y otras industrias.
Testimonio de ello es que ALPA está certificado por el ICMI (International Cyanide Management Institute), la cual avala el manejo responsable y seguro de insumos químicos y bienes fiscalizados, como el Cianuro y otros.
“En la historia de ALPA nunca se ha tenido problemas con el ente fiscalizador (antes Dinandro y ahora Sunat)”, afirma su Gerente General. Además, esta certificación garantiza la trazabilidad a lo largo de la cadena de suministro. “El insumo es rastreado desde que sale de la fábrica, se transporta al puerto de salida, luego al puerto del Callao, después a la bodega donde se almacena y distribuye, hasta finalmente hacerse el despacho y su traslado al cliente final”, detalla.


Almacenamiento de cianuro de sodio en isotanques. Cumple con estándares nacionales e internacionales en seguridad.

En ALPA, la prioridad absoluta es la seguridad de sus colaboradores y el cuidado del medio ambiente. Por ello, cuenta con los más altos estándares de seguridad en sus equipos de protección personal (EPP). Asimismo, posee protocolos y planes de contingencia en caso de derrames o incidentes con la mercadería peligrosa.
La disposición de residuos comunes, materiales peligrosos y aguas residuales se realizan a través de empresas prestadoras de servicios de residuos sólidos (EPSRS) debidamente certificadas. Las bodegas de almacenamiento para insumos peligrosos poseen ventilaciones que ayudan a mitigar los efectos de cualquier contingencia.
Las operaciones de almacenamiento de ALPA son auditadas periódicamente por diversas empresas mineras nacionales y extranjeras que tienen los más altos estándares de seguridad y cuidado del medio ambiente. «En todas las auditorias ALPA ha sido calificado como proveedor apto en la industria», afirma Enrique Lau. Además, posee un departamento de seguridad y medio ambiente que audita constantemente las operaciones logísticas. «Este departamento realiza auditorias constantes a las operaciones y tiene total autoridad sobre ellas. Además se realizan simulacros de incendio, derrame de materiales peligrosos y desastres naturales donde participa personal de ALPA así como personal de los clientes», comenta. Sus demás áreas de almacenamiento están también acondicionadas para recibir y manipular carga sobredimensionada y carga pesada. Con el fin de gestionar eficientemente sus centros de almacén y distribución, ALPA utiliza un WMS, el cual permite integrarse a los ERP de los clientes a través de interfases.
Algunas de las funcionalidades del WMS son: picking consolidado, ruteo de picking, put away automático, administración FEFO y FIFO, manejo a través de hand helds inalámbricos, módulo de toma de inventario cíclico, entre otros.

Los metros de crecimiento
Actualmente, la empresa tiene 35.000 m2 de área techada además de 10.000m2 de área a la intemperie con un 8% de capacidad ociosa a la fecha. Además, su nueva sede ubicada en Chilca cuenta con más de 100,000 m2 de área de terreno. “Estos se vienen construyendo de acuerdo a la demanda de almacenaje de materiales peligrosos”, asegura Enrique Lau. ALPA ha tenido un crecimiento en su facturación de 16% en el año 2016 con respecto al anterior año. Estima cerrar el 2017 con un crecimiento de doble dígito, continuando su objetivo: mantener un alto grado de satisfacción de los clientes en todos los servicios, optimizando costos y siendo flexibles de acuerdo a sus necesidades.


ubicación ALPA