Artículo: Control de calidad en las empresas

By: Redacción LOGISTICA 360
Ene.15, 2017
0

por: Luis Alejandro Maldonado Hernández –  Supply Chain & Operation Manager XPOLogistics Perú

El control de calidad es el conjunto de mecanismos, acciones y herramientas realizadas para detectar la presencia de errores.

Se dice que unos de los precursores de este proceso es William Edwards Deming (14 de octubre de 1900-20 de diciembre de 1993) fue un estadístico estadounidense, profesor universitario, autor de textos, consultor y difusor del concepto de calidad total.

Las ideas de Deming se recogen en los Catorce Puntos y Siete Enfermedades de la Gerencia, en los cuales afirma que todo proceso es variable y cuanto menor sea la variabilidad del mismo, mayor será la calidad del producto resultante. En cada proceso pueden generarse dos tipos de variaciones o desviaciones con relación al objetivo marcado inicialmente: variaciones comunes y variaciones especiales. Solo efectuando esta distinción es posible alcanzar la calidad.

Las variaciones comunes están permanentemente presentes en cualquier proceso como consecuencia de su diseño y de sus condiciones de funcionamiento, generando un patrón homogéneo de variabilidad que puede predecirse y, por tanto, controlarse.

Las variaciones asignables o especiales tienen, por su parte, un carácter esporádico y puntual provocando anomalías y defectos en la fabricación perfectamente definidos, en cuanto se conoce la causa que origina ese tipo de defecto y por tanto se puede eliminar el mismo corrigiendo la causa que lo genera.

El objetivo principal del control estadístico de procesos es detectar las causas asignables de variabilidad de manera que la única fuente de variabilidad del proceso sea debido a causas comunes o no asignables, es decir, puramente aleatorias.

Como enfocar o desarrollar un proceso eficaz que aumente el porcentaje de calidad

Particularmente en nuestras administraciones logísticas hemos desarrollado lo que llamamos la “Política de calidad”, la cual genera la disposición y entendimiento a la aplicación de herramientas que nos permitan desarrollar un producto final conforme y de acuerdo a los estándares que el cliente final necesita.

Acompañada de la política también manejamos la denominada “Filosofía de calidad”, la cual nos permite tener un entendimiento claro y robusto para entender como disminuir los defectos finales a nuestros clientes.

Filosofía de calidad

Es importante mencionar que para llevar a cabo el resultado de calidad tenemos que considerar cuatro finalidades básicas para lograr el mejor resultado:

  1. Colaboración y predisposición para buscar los recursos para el apoyo en la búsqueda de los más altos porcentajes de calidad en el servicio hacia el cliente final.
  2. Buscar, definir y desarrollar las herramientas necesarias que permitan asegurar la perfección en todos los procesos.
  3. Capacitación y desarrollo de la cultura constante de los colaboradores a cargo de los distintos procesos. El trabajar día a día con los colaboradores nos asegurará un resultado final de excelencia en los productos o procesos finales.
  4. Seguimiento constante del proceso. No basta con los tres puntos mencionados anteriormente sí no llevamos un seguimiento a los procesos. Esto de acuerdo a los porcentajes de revisión, canalización de los desvíos y seguimiento de las incidencias en base a los Kpi´s.

Hoy en día existe una gran cantidad de herramientas que proporcionan a la empresa una ayuda constante en el seguimiento y estandarización de los procesos. En nuestras operaciones desarrollamos la filosofía “Lean Manufacturing”, la cual nos permite asegurar en un alto porcentaje la calidad y satisfacción del cliente final.

Lean Manufacturing se expresa como la esencia del trabajo en equipo, de hacer el trabajo en orden y al pie de la letra, de seguir estrategias e implantar mejoras, dando como resultado al final una mejor calidad. Esto se refleja en la producción, con muy bajos niveles de defectos y al final, la simplificación del trabajo para todo el personal.

Hoy en día es vital entender que para lograr la total satisfacción del cliente debemos definir, medir, analizar, mejorar y controlar nuestros procesos con las herramientas necesarias y la capacitación constante de nuestros colaboradores. Desarrollaremos resultados de excelencia y nuestro nivel de servicio y mejora continuará dando el resultado meritorio de nuestro trabajo.

———–

“Trabajar con excelencia y calidad siempre nos traerá el mejor resultado y la satisfacción del cliente”

“En cada proceso pueden generarse dos tipos de variaciones o desviaciones con relación al objetivo marcado inicialmente: variaciones comunes y variaciones especiales. Solo efectuando esta distinción es posible alcanzar la calidad”

La “Política de calidad” genera la disposición y entendimiento a la aplicación de herramientas que nos permitan desarrollar un producto final conforme y de acuerdo a los estándares que el cliente final necesita.