Cada vez más empresas apuestan por montacargas con Iones de Litio

By: Jorge Choque
Jul.14, 2020
0

La tecnología de baterías de litio en equipos de manipuleo para almacenamiento está penetrando cada vez más entre las organizaciones de todo el mundo. Las empresas han empezado a confirmar los grandes beneficios con que viene rotulado esta tecnología. Para muchos, la batería de Li-Ion es ya el presente en los equipos eléctricos para movimiento de materiales.  

“La tecnología sigue cambiando y el litio es ya una realidad”, dijo el Series Sales Manager de Jungheinrich Perú, Alvaro Pacheco. 

La electrificación de muchas actividades e industrias es hoy una fuerte tendencia. En lo que respecta al movimiento de materiales en almacén se aprecia un agresivo crecimiento de los equipos eléctricos, incluso mayor que los de combustión. Ahora, la pregunta que se hacen los directivos es elegir entre las dos baterías que existen para su aplicación: las baterías de plomo ácido o las baterías de Li-Ion. 

“Las máquinas de combustión son cada vez menos usadas, las empresas están decidiendo a cambiar eléctricos, pero ¿qué eléctricos elegir?”, comentó. 

Para Pacheco la respuesta es clara: “Ya hemos visto que el plomo-ácido ya llegó a su límite. Prácticamente la madurez de la tecnología de plomo-ácido tiene más de 100 años y definitivamente ya quedó obsoleta. El litio es lo que cada vez se está viendo más en aplicaciones. En celulares. En autos. Yo diría que el Ion-Litio es el presente”, afirmó. 

¿Cuál escoger? 

El experto de Jungheinrich sostuvo que que una de las ventajas del Ion-Litio sobre el plomo-ácido es que necesita una sola batería para varios turnos. En cambio, la batería de plomo requiere varias baterías para trabajar 2 o 3 turnos.  Asimismo, resaltó que la batería de plomo requiere de mínimo 8 horas de carga. 

“La batería de iones de litio requiere reducidos tiempos de carga. Tienes carga de oportunidad; es decir, cuando no usas la máquina, la puedes estar cargando. Las estadísticas nos dice que el mejor cliente trabaja máximo 6.5 horas durante las 8 horas de un turno. Significa que tengo 1.5 horas libre para cargar. Ese es el cliente más complicado y más difícil. Pero sabemos que no siempre es así: trabajamos tres turnos no con 6.5 horas sino con 4, 5 horas efectivas por día”, comentó.  

Resaltó que la batería de Li-Ion no necesita de una sala especial donde cargar las baterías ni de intercambiador de baterías, los cuales si son necesarios para las baterías de plomo-ácido y suponen una alta inversión en infraestructura. Incluso -comentó-, Jungheinrich cuenta con equipos que tienen la batería integrada, “que son parte de la máquina en sí”. 

“La batería de plomo necesita una sala de carga de baterías; esto se dimensiona de acuerdo a la cantidad de unidades que tiene el cliente, y es un costo que tiene que pagar”, apuntó Pacheco, quien expuso en el webinar “Soluciones intralogísticas en tiempos de covid-19”, organizado por Jungheinrich Perú en colaboración con la revista Logística 360. 

También destacó que mientras a la batería de plomo hay que hacerle mantenimiento, el Li-Ion no lo necesita. Asimismo, que las baterías de iones de litio tienen cero manipulación, ya que “no salen de la máquina”, dijo. En comparación con lo anterior, añadió, la batería de plomo presenta riesgos por ser manipulados y debido a su alto peso, pudiendo causar accidentes. 

El especialista mencionó además que hay un pérdida de tiempo en el cambio de las baterías de plomo. 

Pacheco resaltó que la batería de litio tiene una vida útil de aproximadamente 4 mil a 5 mil ciclos, mientras que la de plomo apenas un máximo de 1 500 en promedio. “Estamos casi triplicando la vida útil de las baterías de plomo. En nuestro caso nosotros damos 5 años de garantía para nuestras baterías de litio”, enfatizó el experto de Jungheinrich Perú. 

De igual modo, anotó que las baterías de plomo tienen una eficiencia de energía de 70%, mientras que las baterías de litio un 87%. “Debido al sistema de recuperación de energía de las baterías de Ion-Litio, podemos incrementar los ahorros de energía en un 20%”. 

Finalmente, destacó que la baterías de plomo demanda una alta inversión y que producen problemas ambientales por el uso de plomo y ácido sulfúrico. En cambio, “las baterías de litio son muy amigables con el medio ambiente”, aclaró. 

Otras ventajas

El especialista indicó que Jungheinrich posee una sinergía entre la máquina, la batería y el cargador, pues ofrece los tres productos, lo que le permite agregar mayores ventajas en cuanto a costo-beneficio y rendimiento del equipo. Por ejemplo, destacó que sus baterías de litio presentan un sistema de gestión de batería que intercambia información con la máquina. 

“Además, tenemos la opción de ponerle la batería de litio a cualquier máquina; así no sea nuestra marca, podemos vender la batería. La diferencia es que nuestras máquinas son más inteligentes en la comunicación con la batería”, precisó. 

También aseguró que la empresa ha desarrollado durante mucho tiempo un sistema para otorgarle más energía a la máquina con menos consumo de la batería. “Es decir, consumo menos energía de lo que antiguamente se daba”. 


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com