“CEOs planean que sus empresas sean más digitales y virtuales”

By: Jorge Choque
Ago.20, 2020
0

Según reportes del estudio CEO Panel Surve (extensión de la encuesta global anual a CEOs que realiza PwC), los líderes empresariales encuestados creen que los cambios hacia la colaboración remota, la automatización, los lugares de trabajo de baja densidad y la seguridad de la cadena de suministro tendrán un impacto duradero. 

Por: PwC

Cuando la pandemia originada por el COVID-19 se afianzó, los líderes empresariales de todo el mundo se vieron forzados a tomar una serie de decisiones de gran importancia. Al enfrentarse a una creciente crisis de salud mundial, debían mantener seguros a sus empleados y clientes, encontrar opciones alternativas de abastecimiento, interpretar las preferencias cambiantes de los consumidores y, en algunos casos, descubrir cómo mantenerse a flote. Algunas de estas decisiones fueron soluciones rápidas, destinadas a resolver un problema urgente. Sin embargo, otros han revelado capacidades y oportunidades que antes no parecían posibles y que podrían cambiar fundamentalmente el modelo comercial de su empresa, a medida que los países emergen de varias etapas de crisis.

El estudio CEO Panel Survey es una extensión de la encuesta global anual a CEOs que realiza PwC; y refleja los puntos de vista de los líderes empresariales respecto a modelos de negocio emergentes y las tendencias clave que han resultado de esta pandemia. Es decir, los resultados de la encuesta ilustran las formas en que los CEO se están adaptando a una nueva realidad.

Reportes previos de PwC han detallado las cinco fuerzas principales que estaban dando forma a la sociedad y presionando a los líderes para que transformen sus organizaciones: asimetría en la distribución de la riqueza, disrupción tecnológica y climática, edad y otras presiones demográficas, la polarización impulsada por el nacionalismo y el populismo; y la disminución de la confianza en las instituciones. Sin embargo, estas fuerzas se han visto aceleradas por el COVID-19. En respuesta, los CEO deberán repensar los enfoques tradicionales para hacer negocios y reconfigurar sus modelos comerciales.

Para muchos líderes empresariales, la necesidad de seguir prestando servicios a los clientes y minimizar la interrupción de las operaciones, en medio de limitaciones de recursos y personal, ha reforzado el valor de la automatización. En el futuro, la automatización también permitirá que más personas se concentren en un trabajo significativo en lugar de tareas repetitivas, lo que contribuirá a la capacidad de las empresas para implementar los tipos de cambios en el modelo de negocio que los CEO están priorizando. De hecho, más de tres cuartas partes de los directores ejecutivos creen que el cambio hacia la automatización continuará más allá de la pandemia.

Digitalización

Al responder la encuesta, los líderes empresariales resaltaron dos temas clave entre sus prioridades. En primer lugar, los CEO planean que sus empresas sean más digitales y virtuales. En los primeros días de la pandemia, muchos se dieron cuenta rápidamente de que las capacidades digitales de su empresa determinarían su capacidad para adaptarse a circunstancias rápidamente cambiantes. Esta conciencia ha ayudado a acelerar la adopción de iniciativas de digitalización, tanto entre empleados como entre clientes. Por ejemplo, muchos han señalado que digitalizarán las operaciones y procesos comerciales centrales; y agregarán productos y servicios digitales.

Los CEO de servicios financieros tienen más probabilidades que sus pares de otras industrias de elegir la digitalización de operaciones y procesos centrales como su cambio de modelo de negocio de mayor prioridad, y el 29% lo clasifica en primer lugar. Asimismo, los líderes de las industrias de la salud y tecnología, medios y telecomunicaciones tienen más probabilidades (24%) de agregar productos y servicios virtuales. Los primeros ya tienen en mira las enormes oportunidades que se han abierto para la telemedicina desde el inicio del COVID-19; y los segundos reconocen la alta demanda de los clientes de entretenimiento en el hogar.

Por otro lado, dos preguntas han cobrado importancia para los directores ejecutivos desde que se declaró la pandemia: ¿dónde y cómo trabajaremos? Por ello, como segundo lugar, los líderes empresariales priorizarán el desarrollo de una fuerza laboral más flexible y orientada a los empleados. Algunos señalan que aumentarán la proporción de trabajadores remotos o contingentes y los programas de salud, seguridad y bienestar.

La mayoría de los encuestados (78%) cree que el cambio hacia la colaboración remota es duradero, un guiño al impulso que se está generando en torno a la flexibilidad. En esa misma línea, 54% de CEOs encuestados cree que la tendencia se aleja del empleo tradicional y se inclina hacia una gig economy. Sin embargo, este último arreglo ofrece flexibilidad, pero a menudo tiene un costo de estabilidad y, en algunas partes del mundo, beneficios como el seguro médico. En este caso, la tendencia no necesariamente está de acuerdo con lo que algunos trabajadores quieren y necesitan (flexibilidad con seguridad laboral), especialmente en medio de una emergencia sanitaria mundial y recesión.

A medida que las empresas adoptan nuevas formas de trabajar, es cada vez más claro que el cambio deberá coincidir con un mayor enfoque en la salud y el bienestar. Cuando los empleados trabajan desde casa, es menos probable que se tomen un tiempo libre o se desconecten y, por lo tanto, son más propensos al agotamiento. Entre nuestros encuestados, el 11% considera una necesidad que su principal modelo de negocio se oriente más hacia los empleados, mediante la expansión de los programas de salud, seguridad y bienestar.

En otros aspectos, algo que quizá no sorprende, es que los encuestados creen que los cambios hacia la colaboración remota, la automatización, los lugares de trabajo de baja densidad y la seguridad de la cadena de suministro tendrán un impacto duradero. Sin embargo, otros puntos de vista sí resultan sorpresivos, como aquellas consecuencias del COVID-19 que los directores ejecutivos ven como temporales. Por ejemplo, una cuarta parte cree que la tendencia hacia la mitigación del cambio climático será un fenómeno a corto plazo (y otro 28% no verá ningún cambio en lo que respecta a cuestiones climáticas); mientras que otro 43% piensa que el cambio hacia el nacionalismo es temporal, a pesar de que las ideologías populistas y nacionalistas estaban en aumento antes de la pandemia.

Prueba crítica que alecciona

Los CEO son significativamente más pesimistas sobre la dirección de la globalización de la economía en los próximos 12 meses, en comparación con su postura a fines de 2019. Actualmente, solo el 30% espera que el crecimiento económico mejore en el próximo año. Y podrían tener razón: el Banco Mundial prevé que la economía mundial se contraiga un 5,2% en 2020, lo que representa la recesión más profunda desde la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, a pesar de estas realidades aleccionadoras, está claro que al menos algunos CEO sienten que han pasado una prueba crítica y ahora están armados con un conocimiento importante sobre su organización, y están preparados para capitalizar las tendencias perdurables provocadas por el COVID-19; lo que implica una clara respuesta de control frente a la crisis y nuevas tendencias que observar en los próximos meses.

Artículo original: “78% de CEO a nivel global espera que el trabajo remoto se mantenga”


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com