¿Cómo liderar la industria de la última milla?

By: Oscar Hernández
Abr.12, 2022
0

por: Jose Antonio Vallejo – Presidente Ejecutivo VALLEJOGROUP

Parte de la clave es contar con una cultura corporativa centrada en la sostenibilidad, el cuidado del medioambiente, en minimizar el impacto en el entorno y en la red vial urbana, buscando lograr una entrega neutra en carbono para los pedidos de comercio, incluida la entrega de comestibles en línea.

Hoy los compradores centran cada vez más sus decisiones de compra en el cuidado del planeta, a medida que proliferan las opciones de comercio electrónico y el gasto de los consumidores se desplaza cada vez más hacia la entrega en línea.

Para liderar en el frente de la sostenibilidad, es importante que los minoristas brinden opciones de entrega de impacto cero, encaminando y acompañando al consumidor hacia una compra planificada y responsable; para ello es necesario contar con la data, la tecnología y una infraestructura física logística idónea, tomando en cuenta que, aunque una operación realizada en el canal digital aparentemente no genera impacto en el canal físico, necesita del canal físico para la entrega de productos.

Cuando hablo del canal físico me refiero:

📌 Transporte

📌 Infraestructura vial urbana

📌 Infraestructura física logística urbana

¿Pero cómo lograr una logística urbana que no genere impacto en el entorno?

El pilar principal es la data, el conocimiento de las ciudades, sus culturas y el consumidor, pero la segunda en importancia es diseñar una red logística en base a esa data, aquella que nos permita una operación con el menor impacto en la vida de las personas.

Cuando hablo del diseño de una red logística urbana me refiero:

✅ Centros urbanos de consolidación y distribución 

✅ Almacenes urbanos (Dark Store)

✅ Pickup point

✅ Gabinetes de recojo

Hoy muchas empresas Retail utilizan erróneamente sus centros de distribución a las afuera de la ciudad, diseñados y geolocalizados para el mercado B2B en sus despachos al sector B2C o fuerzan el uso de sus tiendas físicas ubicadas al interior de los centros comerciales como almacenes, otras, como las empresas de delivery, utilizan veredas y pistas para realizar sus operaciones de descarga de productos de diversos proveedores, no contemplando que esa operación genera un impacto negativo en la vida de las personas, debiendo utilizar para dicha operación los centros urbanos de consolidación y distribución, espacios debidamente diseñados y geolocalizados que les permite consolidar los productos y desde ahí surtir a sus almacenes urbanos o dark store.

Es prioridad evaluar aquellos factores internos y externos que pueden influir directamente en nuestras operaciones y en nuestro compromiso de entrega como:

1️⃣ Disminución de espacios de suelos urbanos para nuestra infraestructura física logística.

2️⃣ Aumento del valor suelo en el área urbana.

3️⃣ Aumento en el precio de combustibles.

4️⃣ Aumento en el precio de los peajes.

5️⃣ Crisis sociales (Paro de transportistas y huelgas).

6️⃣ Escasez de recursos humanos para ciertas labores (transportistas). 

A raíz de lo antes mencionado considero que hoy es urgente replantear nuestra infraestructura física logística urbana para lograr una entrega sostenible, con el menor impacto en la vida de las personas, que generen experiencias memorables y que a su vez sea rentable.


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com