Todo sobre el modelo “just in time” y cómo la pandemia reconvirtió a las empresas

By: Luis Tarazona
Dic.29, 2021
0
empresas

Las diversas circunstancias por las que atraviesa el mercado mundial, han ido generando modelos y nuevas formas de reconvertirse.

Un claro ejemplo es el de la cervecera Heineken, quien vende 300 marcas a clientes de 190 países. Pero parte de la estrategia ha sido producir marcas regionales localmente y luego exportarlas a mercados más grandes. Cuando compró el control mayoritario de Red Stripe en 2015, repatrió la producción a Jamaica. Del mismo modo, la marca Dos Equis se fabricaba exclusivamente en México, aunque gran parte de sus ventas se realizaban en Estados Unidos y otros países.

Sin embargo, el abastecimiento único se volvió en contra el año pasado cuando el gobierno mexicano cerró temporalmente las cervecerías del país durante la primera ola de la pandemia.  Pese a las restricciones, en lugar de renunciar a Dos Equis, Heineken se reagrupó, envió las etiquetas y botellas a los Países Bajos y comenzó a fabricar la cerveza allí.

Si bien la producción en México se reanudó, desde entonces, pero la empresa es ahora mucho más consciente de que necesita contar con centros de producción alternativos -con acceso a los suministros necesarios- para sus marcas más grandes y lucrativas.

Tras la crisis de suministro mundial, las empresas se han encontrado con problemas en sus cadenas de suministro durante la pandemia y los cuellos de botella en el transporte que han seguido a la reanudación de las economías. Las líneas de producción de automóviles se han detenido por falta de semiconductores, los destiladores de licores se han quedado sin botellas y los grandes centros comerciales no tienen suficiente stock para la Navidad.

¿La inflación también será un problema en 2022?

La coyuntura mundial está obligando a replantear la estrategia empresarial. Durante décadas, las empresas daban prioridad a los costos por encima de todo cuando seleccionaban proveedores, construían fábricas y decidían la cantidad de existencias que debían mantener.

Esta filosofía se denominaba generalmente “just in time” (justo a tiempo) porque hacía énfasis en mantener el inventario al mínimo y utilizar contratos flexibles a corto plazo que pudieran ajustarse rápidamente a los cambios en la demanda.

Otra de las estrategias en la búsqueda de la eficiencia fue mucho más que eso. Las empresas también trasladaron la producción a lugares con salarios bajos, consolidaron los pedidos para maximizar las economías de escala y trataron de minimizar su presencia física en jurisdicciones con altos impuestos.

Las empresas no están abandonando del todo las políticas de la cadena de suministro existente, pero las están renovando para crear una resiliencia adicional.

Estrategias ante la actual crisis – empresas

Asimismo, algunas empresas están aumentando el inventario que tienen a mano y estableciendo contratos a más largo plazo con proveedores clave. Otras están diversificando su fabricación para crear centros regionales con proveedores locales e invirtiendo en tecnología para avisar con mayor antelación de posibles cuellos de botella.

Además, muchas empresas también están investigando formas de trabajar con sus rivales para compartir información y desarrollar instalaciones de reserva de emergencia sin caer en la trampa de los reguladores de la competencia.

Efecto Pandemia

Los cambios están impulsados por la pandemia y la crisis de la cadena de suministro también refleja las tensiones geopolíticas entre China y Occidente y la creciente presión sobre las empresas para que reduzcan su huella de carbono.

Miles de pequeños cambios están reconfigurando fundamentalmente la forma en que se diseñan, fabrican y venden las cosas. En algunos casos, estos cambios están aumentando los costos y contribuyendo a la inflación, pero el resultado final puede ser un suministro más fiable y local, reduciendo tanto la volatilidad de los precios como las futuras emisiones de carbono.


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com