Escasez de fertilizantes amenaza la oferta mundial de alimentos

By: Luis Tarazona
Mar.28, 2022
0

Los altos precios de los fertilizantes provocaron que agricultores de todo el mundo reduzcan tanto su uso como la cantidad de tierra que cultivan, a raíz del conflicto entre Ucrania y Rusia, que hace que algunos veteranos del sector agrícola adviertan de una probable escasez de alimentos.

Las sanciones por parte de los países del bloque del occidente a Rusia, uno de los principales exportadores de potasa, amoníaco, urea y otros nutrientes del suelo, han golpeado el comercio de estos insumos clave en todo el mundo. Los fertilizantes son fundamentales para mantener un alto rendimiento del maíz, la soja, el arroz y el trigo, y los agricultores se esfuerzan por adaptarse.

Lo que sucede en Brasil ilustra la situación. Muchos agricultores están aplicando menos fertilizantes a su maíz y algunos legisladores federales están presionando para abrir tierras indígenas protegidas para la extracción de potasa. En Zimbabue y Kenia, los pequeños granjeros están volviendo a usar estiércol para nutrir sus cultivos. En Canadá, un agricultor de colza ya ha almacenado fertilizante para la temporada de 2023 en previsión de que los precios sean aún más altos.

Además, es conocido que agricultores de otros países están tomando medidas similares. Reuters habló con 34 personas de seis continentes, entre ellas productores de cereales, analistas agrícolas, comerciantes y gremios agrícolas. Todos expresaron su preocupación por el costo y la disponibilidad de los fertilizantes.

Sólo en Estados Unidos, se espera que la factura de los fertilizantes se dispare un 12% este año, después del aumento de un 17% en 2021, según datos de la American Farm Bureau Federation y del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

Algunos agricultores están considerando la posibilidad de cambiar a cultivos que requieran menos nutrientes. Otros planean sembrar menos superficie. Otros dicen que simplemente emplearán menos fertilizantes, una estrategia que los expertos en cultivos predicen que perjudicará los rendimientos.

La producción está en mayor riesgo en los países en desarrollo, cuyos agricultores tienen menos recursos financieros para capear el temporal, dijo Tony Will, director ejecutivo de CF Industries Holdings, que tiene su sede en Illinois y es uno de los principales productores de fertilizantes nitrogenados.

El sábado, Perú declaró el estado de emergencia en su sector agrícola por el temor a la inseguridad alimentaria.

El decreto dice que las áreas sembradas han caído un 0,2% desde agosto debido al aumento de los precios de los fertilizantes, y que el volumen de grano que Perú importa para la alimentación animal también ha disminuido por motivos de costos. El Gobierno está elaborando un plan para aumentar el suministro de alimentos en el país.

Doble amenaza

Los precios internacionales de los fertilizantes ya eran altos antes de la invasión rusa del 24 de febrero, ya que los precios récord del gas natural y el carbón obligaron a algunos fabricantes a reducir la producción en un sector de gran consumo energético. Las ciudades ucranianas han sido asediadas por misiles, tanques y tropas en lo que Moscú ha denominado una “operación especial” para desmilitarizar el país. Rusia niega haber atacado a civiles en el conflicto.

Países occidentales respondieron con duras sanciones económicas a Rusia, mientras que Estados Unidos y la Unión Europea impusieron nuevas sanciones al presidente bielorruso Alexander Lukashenko, que ha prestado apoyo a la ofensiva rusa.

En conjunto, Rusia y Bielorrusia representaron el año pasado más del 40% de las exportaciones mundiales de potasa, uno de los tres nutrientes fundamentales usados para aumentar el rendimiento de los cultivos, informó este mes el banco neerlandés Rabobank.

Como se sabe, Rusia representó cerca del 22% de las exportaciones mundiales de amoníaco, el 14% de las de urea y cerca del 14% de las de fosfato monoamónico (MAP), todos ellos abonos importantes.

Finalmente, las sanciones han interrumpido las ventas de fertilizantes y cultivos procedentes de Rusia. Muchos bancos y comerciantes occidentales evitan los suministros rusos por temor a entrar en conflicto con las cambiantes normas, mientras que las navieras no se acercan a la región del Mar Negro por motivos de seguridad.


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com