De predecir a producir

By: Janet Hernández Kong
Abr.18, 2022
0

Luego de estudiar la demanda, corresponde establecer las estrategias para afrontarla. Este post trata sobre ello…

Estrategias de Planificación

Existen dos estrategias de planificación que se pueden aplicar para enfrentar la demanda y sus fluctuaciones:

1) absorbiendo los pedidos conforme lleguen [PULL]

2) previendo su impacto a través de la obediencia al pronóstico [PUSH]. 

Respecto a este último ya sabemos que su principal debilidad, es que “genera inventarios que estás obligado a vender a cualquier costo incluso con descuentos”, lo que por el contrario, la estrategia PULL evita.

Ahora, si después de lo expuesto te preguntas, porqué todavía hay operaciones que no han abandonado la estrategia PUSH, tal vez deberías advertir que la estrategia PULL es una camisa talla “SLIM”.

Es decir no es para cualquiera; básicamente porque uno de los requisitos para ir a la “moda”, es que el ciclo de la cadena debe ser competitivamente corto.

Esto no depende solo de la voluntad de los directivos sino de los límites tecnológicos del producto y la industria.

En tanto, para las empresas que sí pueden ajustarse a la estrategia PULL, les corresponde tener una altísima capacidad de reacción en toda su cadena.

Esto se traduce en: proveedores con lead time de abastecimiento bajos y flexibles, y un continuo foco en reducir el lead time de las operaciones de producción y entrega, incluso con atributos personalizados en el producto; es decir esta operación debe someterse a una “dieta baja en calorías”.

Pero si tu operación no cumple con el requisito “fitness”, entonces deberás seguir apostándole a los pronósticos, sus inventarios y la fuerza de tu equipo; después de todo hasta ahora les ha funcionado.

Autor: Michael Zelada

Especialista en Optimización y analítica de cadenas de Suministros


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com