Colombia: repartidores de Rappi inician huelga para reclamar mejores condiciones laborales

By: Jorge Choque
Ago.17, 2020
0

Las protestas se dieron por el bloqueo de las cuentas, los pedidos de baja paga y un sistema de puntos que establece objetivos imposibles para las entregas.

Reuters / Oliver Griffin

Este sábado, 15 de agosto, alrededor de 1.000 repartidores de Rappi se declararon en huelga en Bogotá para protestar por lo que consideran condiciones de trabajo injustas.

La huelga, convocada por grupos informales de trabajadores, comenzó por el bloqueo de sus cuentas, los pedidos de baja paga y un sistema de puntos que establece objetivos imposibles para las entregas, dijeron los organizadores a Reuters.

“En este momento estamos aquí por los derechos de los trabajadores”, dijo Andrés Reyes, de 28 años, quien se unió a la aplicación por la necesidad de trabajar debido a la pandemia de coronavirus. “Estamos en este momento acá por la justicia laboral”.

En medio de una cacofonía de pitos, silbatos y cánticos que exigían “no más puntos”, Reyes afirmó que quieren acabar con un sistema de puntos que rige quién, cuándo y dónde se puede trabajar.

Los manifestantes dijeron que necesitaban ganar cientos de miles de puntos de entregas para poder trabajar en zonas de alta demanda, aunque cada domicilio solo vale unos pocos cientos de puntos.

Rappi manifestó en una declaración su disposición a escuchar a los repartidores y destacó sus esfuerzos para proteger a los trabajadores durante la pandemia por la COVID-19.

Muchos Rappitenderos son emigrantes venezolanos que llegaron a Colombia huyendo de la crisis social y económica en su país.

Las medidas declaradas por el presidente Iván Duque para controlar la propagación del coronavirus —incluido un aislamiento preventivo obligatorio en curso— golpearon a la cuarta economía más grande de América Latina, que en el segundo trimestre de este año registró una histórica contracción de 15,7 % en comparación con el mismo periodo del año pasado.

El desempleo se disparó durante la pandemia. La tasa de desempleo urbano de Colombia, un indicador muy vigilado, fue de 24,9 % en junio.

“Nos sentimos maltratados”, dijo Jorge Yaar, de 30 años, que ha trabajado como Rappitendero durante 24 meses. “Rappi se está aprovechando de la necesidad de los Rappitenderos”.

Rappi cuenta en el país sudamericano con unos 50.000 mensajeros para entregar mercados y comidas a domicilio, entre otros servicios.

Fuente: La República


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com