La experiencia española, factores críticos en la logística de las vacunas

By: Oscar Hernández
Feb.05, 2021
0

por: Patricia Marañon – Ejecutiva Senior, con sostenida experiencia liderando cadenas de suministro, en empresas multinacionales relacionadas a los sectores de energía, oil&gas, industria y consumo masivo. Promueve la migración de la gestión de la cadena de suministro basada sólo en el costo hacia un enfoque sostenible.

Sin duda, las vacunas se han convertido en el bien más preciado y escaso en la lucha contra la propagación del coronavirus.

En un escenario de desborde en nuestro sistema de salud debido a la segunda ola de la pandemia y ante el inicio de una cuarentena focalizada, el gobierno peruano ha anunciado, hace unas horas, la llegada del primer lote de vacunas de Sinopharm, procedentes de China.

El primer lote de un millón de vacunas será trasladado en nueve contenedores en un avión de la aerolínea KLM que saldrá de Beijing (China), con escala en Ámsterdam, y arribará a nuestro país el 9 de febrero[1].

La operación logística estará a cargo de DHL, quienes han previsto el uso de contenedores de temperatura controlada, para asegurar que las vacunas se conserven a temperaturas entre 2 y 8 grados Celsius, durante todo el trayecto, desde que son recogidos en las instalaciones de Sinopharm, en China, hasta que son entregados en las instalaciones de CENARES[2], en Lima.

De acuerdo al plan de vacunación para el primer lote de vacunas, presentado por el MINSA[3], desde las instalaciones de CENARES, las vacunas serán entregadas a las DIRIS, DIRESAS y GERESAS[4] para ser distribuidas hacia los hospitales, a través de las redes y micro redes de salud, hasta llegar a los centros de vacunación.

Es importante, también, tener en consideración que en el transcurso del tiempo vamos a manejar lotes de vacunas de diferentes laboratorios, con diferentes necesidades de conservación e instrucciones de aplicación.

Según las últimas informaciones emitidas por el gobierno, en el transcurso del primer trimestre, se espera recibir 2 millones de vacunas de Sinopharm, además de las vacunas de Covax Facility, probablemente de Pfizer y AstraZeneca[5]. A esto se irán sumando los lotes de vacunas que se logren negociar para que lleguen a Perú durante el segundo trimestre y en adelante.

En este contexto, me parece importante identificar algunos factores críticos a considerar en la compleja logística de las vacunas, teniendo en consideración la experiencia de otros países que nos llevan la delantera.

España, por ejemplo, recibió el primer lote de vacunas de Pfizer y BioNTech el 26 de diciembre último y, al cierre de enero, ha recibido 1.7 millones de dosis de vacunas de Pfizer/BioNTech y 35 mil dosis de la vacuna de Moderna, reportando un avance de 83% de dosis suministradas y 17% de tratamientos completados del total de dosis recibidas[6]. En las próximas semanas, España recibirá también las vacunas de AstraZeneca/Oxford, recientemente aprobadas por la Comisión Europea[7].

Hace un par de semanas tuve la oportunidad de participar en una conferencia organizada por Lean Perú S.A.C., en la que participaron representantes del Instituto Lean Management de España, quienes compartieron valiosa información sobre las restricciones e inconvenientes que se han presentado en España durante el proceso de distribución de las vacunas, así como las buenas prácticas adoptadas.

Desde mi perspectiva, muchas de estas restricciones se presentarán también en Perú, sumadas a la complejidad de una nación muy diversa y con muchas carencias en infraestructura.

Capacidad de transporte y distribución

A nivel internacional, la infraestructura de transporte aéreo y terrestre para el transporte de las vacunas es insuficiente considerando que deben llegar a millones de beneficiarios en el mundo y deben transportarse cumpliendo las normas y buenas prácticas de la industria farmacéutica.

Además, una restricción vital es la temperatura, las vacunas deben conservarse a temperaturas de 70 grados Celsius bajo cero, como la vacuna de Pfizer y BioNTech, a 20 grados bajo cero en el caso de Moderna, mientras que otras pueden conservarse a la temperatura normal de un refrigerador. Estas condiciones deben respetarse a lo largo de la cadena de suministro, precisamente para no perder la efectividad de la vacuna.

Diseño de la estrategia de distribución capilar de las vacunas

El diseño de la distribución capilar de las vacunas debe ser determinado considerando el cuello de botella de la operación que, en este caso, está dado por la infraestructura del sistema de frío existente en los centros de vacunación.

Esto será mandatorio para definir la ruta, los tamaños de lote y la frecuencia de los envíos hacia cada comunidad, para evitar el deterioro de las vacunas.

Tiempo entre la primera y segunda dosis de las vacunas

Una de las restricciones más importantes es el tiempo que debe transcurrir entre la primera y segunda dosis, tiempo que debe cumplirse en estricto para garantizar la efectividad de la vacuna.

En el caso de España, se usaron los primeros lotes para abarcar la mayor cobertura posible, esperando la llegada de los siguientes lotes para la segunda dosis. Sin embargo; debido a los retrasos de Pfizer y Moderna, se quebró la cadena de suministro, teniendo que redireccionar los lotes de vacunas aún existentes para suministrar la segunda dosis a los pacientes, en algunos casos en riesgo de perder la ventana de tiempo y tener que empezar desde cero.

Trazabilidad y confiabilidad

Es de suprema importancia contar con un sistema de trazabilidad que permita administrar la complejidad de la logística de distribución de las vacunas, para poder tener la información centralizada de la ruta seguida por cada lote de vacunas, al mayor nivel de detalle posible, control de temperatura, control de tiempo del suministro entre la primera y segunda dosis, entre otros datos relevantes.

De esta forma, se podrán establecer las alertas y se podrán activar los planes de respuesta en caso se presente algún inconveniente con cualquiera de los lotes de las vacunas.

Seguridad

Por tratarse de un bien escaso, es necesario el acompañamiento y resguardo policial durante todo el trayecto de la distribución de las vacunas y en los centros de distribución. Esta medida se ha tomado en varios países, como España y los Estados Unidos, por citar algunos ejemplos.

Finalmente, quiero rescatar tres puntos clave: la estrategia de vacunación, el control y la trazabilidad, como los más importantes para el éxito del proceso de distribución de las vacunas.

Debido a que iniciaremos el proceso de vacunación en Perú, con un lote pequeño de vacunas, en comparación con otros países que iniciaron una vacunación masiva, podremos contar con tiempos suficientes para ajustar los planes de vacunación y ajustar nuestros sistemas de control. De esta forma podremos estar mejor preparados para afrontar la complejidad y los retos de la vacunación masiva.

*Ilustración tomada de : pexels by artem-podrez


[1] Fuente: Diario El Comercio.

[2] CENARES: Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud.

[3] Fuente: MINSA

[4] La Dirección de Redes Integradas de Salud – DIRIS, La Dirección Ejecutiva de Salud Integral –  DIRESA, La Gerencia Regional de Salud – GERESA.

[5] Fuente: La República.

[6] Fuente: El Mundo.

[7] Fuente: ABC Sociedad.


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com