90 mil trabajadores serían perjudicados por conflictos en Cuajone y Las Bambas

By: Luis Tarazona
Abr.20, 2022
0
Las Bambas

La problemática y conflictos sociales en torno a los proyectos mineros de Las Bambas (Apurímac) y Cuajone (Moquegua) generan pérdidas de más de 10,000 empleos directos, aseguró el presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), Raúl Jacob.

Además, mencionó que: “Por cada puesto de trabajo fijo en el sector minero, se generan ocho puestos de manera indirecta porque las operaciones mineras necesitan personas que atiendan los servicios de sostenimiento de los campamentos (…). Son 80,000 puestos de trabajo indirectos en peligro más los 10,000 (directos)”, comentó ayer durante la presentación de la 14 edición del Simposium Internacional del Oro, Plata y Cobre.

El titular de la SNMPE explicó que las mencionadas minas, representan el 20% de la producción de cobre en el país y suman la quinta parte de las exportaciones de este metal.

Jacob además cuestionó que el Ejecutivo no tome acciones ante los problemas que se presentan, como la toma de carreteras o el ingreso a la fuerza en las bases mineras, y, por el contrario, consideró que hay “pasividad” por parte del gobierno, pese a la importancia que tiene el sector.

“La recaudación del Perú por impuestos mineros ha subido de una forma impactante. El año pasado, según cifras oficiales, el sector minero ha pagado S/21,000 millones, que triplica la recaudación de 2020″, aseguró.

Raúl Jacob indicó que la minería es muy importante porque representa el 9% del PBI y el 12% de la inversión privada.

“Para que la inversión minera salga adelante, es necesario que el Gobierno recupere el respeto al Estado de derecho, a la legislación que existe”, comentó y añadió que una empresa debe sentirse segura de que, al invertir dinero en el Perú, puede obtener beneficios.

Actualmente, la cartera del sector supera los US$50,000 millones. Sin embargo, no se ha impulsado su desarrollo en los últimos años.

Se paraliza Las Bambas y Cuajone

Por otro lado, el presidente de la SNMPE indicó que Las Bambas suspendió sus operaciones después de que el último fin de semana un grupo de personas ingresara a sus instalaciones.

Cabe precisar que, en diciembre, Las Bambas también dejó de operar por dos semanas ante la toma de carreteras que impidieron la entrada y salida a la mina. Esta situación generó que Apurímac deje de recibir alrededor de S/2 millones diarios.

Esta nueva suspensión se da a la par de la paralización de Cuajone, que ya tiene más de 50 días sin operar, porque residentes de las comunidades cercanas al proyecto cortaron el suministro de agua.


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com