Logística sostenible: ¿Su operación logística es amigable con el medioambiente?

By: Jorge Choque
Ago.05, 2020
0

Hoy más que nunca ha quedado de manifiesto que el impacto de la actividad logística es transversal, jugando un rol fundamental en lo económico, social e incluso en el plano doméstico. En esta lógica, en el último tiempo, el impacto medioambiental derivado de las operaciones logísticas también ha tomado la palestra, principalmente porque la lucha contra los efectos del calentamiento global, fue una de las temáticas más recurrentes a nivel mediático durante 2019, generando a nivel del consumidor una búsqueda y aprecio por productos y servicios amigables con el medioambiente, lo que repercutió fuertemente en las estrategias empresariales, que buscan no sólo eficientar sus procesos productivos y logísticos, sino también reducir los negativos impactos de los mismos en el ecosistema planetario.

Así, entre las tendencias que se visualizan para la supply chain 2020-2021 se cuenta la denominada: Logística Sostenible, que tiene por objetivo reducir el impacto ecológico derivado de la propia actividad, como las emisiones de CO2, la contaminación acústica y otros efectos medioambientales adversos, y así conseguir un equilibrio perfecto entre el crecimiento económico salvaguardando el medioambiente y la salud social.

Reciclar, reducir, reutilizar…

En torno a la Logística Sostenible, una de las acciones o estrategias que las empresas del rubro han puesto en marcha es la Gestión Integral de Residuos. Y es que optimizar los recursos y eliminar desperdicios innecesarios no solo contribuye a minimizar los niveles de contaminación medioambiental, sino también permite ahorros que aumenten la rentabilidad del proceso de producción, almacenamiento y distribución.

Cabe destacar que las iniciativas de Gestión Integral de Residuos se enmarcan –a nivel nacional- en la promulgada Ley de Responsabilidad Extendida del Productor y Fomento al Reciclaje (REP), N° 20.920, que tiene como objetivo principal establecer una industria que se responsabilice por sus productos a través de la prevención de generación de residuos y de su recuperación y reciclaje. Según la legislación, “el productor deberá financiar y organizarse para transportar sus residuos, almacenarlos y asegurar su tratamiento. Este circuito podrá gestionarlo individualmente o a través de gestores ambientales autorizados”. A partir de lo expuesto, tenemos que las estrategias de Gestión de Residuos orientada al rubro logístico apunta, principalmente, a la reducción del volumen de residuos considerando acciones como la adecuada selección del embalaje, medida mediante la cual -por ejemplo- se reemplazan aquellos materiales de packaging desechables por materiales reutilizables contribuyendo así a disminuir el volumen de desperdicios. Además de la Reducción y Reutilización, otras acciones determinantes en materia de Gestión de Residuos guardan relación con el Reciclaje de materiales y elementos destinados al packaging y transporte de mercancías y a la Recuperación de envases y embalajes, también conocida como distribución o logística de reversa. Si cada proceso logístico incorporara una estrategia de Gestión de Residuos de materiales de embalaje, incorporando estas 4 fases, el impacto medioambiental y los ahorros de costos operativos serían muy estimables.

Gestión integral de residuos

En torno a las iniciativas de Gestión Integral de Residuos, destaca lo hecho por Bodegas San Francisco, que desde 2018 desarrolló una alianza estratégica con Volta, que apunta al desarrollo de procesos de gestión integral para los residuos de sus clientes en sus Centros Logísticos; con el objetivo de que la menor cantidad de desechos terminen en rellenos sanitarios y facilitar, de esta forma, la obtención de datos necesarios para el proceso de implementación de Ley REP a quienes lo requieran.

Así, por medio del reciclaje y la valorización, BSF da a los residuos un destino sustentable, logrando con ello obtener eficiencias ambientales que se determinan por medio de indicadores de sostenibilidad que reflejan una reducción en el impacto ambiental de las actividades de los generadores, es decir, sus clientes.

Respecto a la importancia de este tipo de iniciativas medioambientales, la compañía estimó que “seguimos creyendo que, a través de la reutilización, reciclaje y valorización de cartones, pallets, film, latas y papel blanco, es posible recuperar residuos y tender hacia su gestión responsable. Gracias al trabajo de Volta con nuestros clientes, hoy contamos con la capacidad de entregar trazabilidad en la gestión de residuos a todos los clientes, un servicio que hace parte de nuestro modelo de negocio”.

Gracias a esto , BSF se posiciona como el proveedor de servicios de bodegaje pionero en ofrecer a sus clientes la certificación de gestión integral de residuos, lo que hace parte no sólo de su compromiso de servicio sino también a una estrategia de sostenibilidad que se consolida en el tiempo, entendiendo que como actor líder del rubro logístico adoptar y promover este tipo de iniciativas sirve de ejemplo e impulso para que la totalidad de los actores del sector evalúen su compromiso medioambiental.

Fuente: BSF (Bodegas San Francisco)


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com