Altos precios de gasolina en EE.UU. es un riesgo para mercados financieros

By: Luis Tarazona
Feb.16, 2022
0
precios de gasolina

El alza de los precios de la energía significa que los estadounidenses están pagando más en las estaciones de servicio, lo que en última instancia podría frenar el gasto de los consumidores, y esto crea riesgos tanto para los mercados financieros como para la Reserva Federal.

Según la Asociación Estadounidense del Automóvil, los precios nacionales de la gasolina han vuelto a subir, alcanzando el nivel más alto desde agosto de 2014.

Los precios más altos se encuentran en California, donde la gasolina regular cuesta US$4,702 por galón. California, el estado más poblado, no solo es responsable de la mayor parte del consumo de gasolina del país, también es el mayor contribuyente al producto interno bruto. Por lo tanto, los precios elevados de la gasolina allí pueden aparecer rápidamente en los datos económicos.

En cuanto al aumento de los precios del petróleo es tradicionalmente una señal de crecimiento económico saludable. Y esto ha sido el caso en Estados Unidos, lo que a su vez ha ayudado a respaldar los precios de las acciones a medida que aumentaban las ganancias corporativas.

Sin embargo, con el aumento abrupto del crudo Brent durante el año pasado, y dado que las tensiones geopolíticas con Rusia podrían impulsarlo aún más, representa una amenaza para el gasto de los consumidores, cuya confianza ya se está erosionando ante la inflación más pronunciada en cuatro décadas.

Si el crudo alcanzara los US$100 por barril a fines de febrero, eso elevaría la inflación en aproximadamente medio punto porcentual en EE.UU. y Europa en el segundo semestre del año, según Bloomberg Economics.

Fed

Lo anterior mencionado, podría complicar el trabajo de la Fed. Después de todo, los precios más altos de la energía son un factor clave de la inflación en ambos lados del Atlántico, y se espera que la Fed comience a aumentar las tasas de interés de manera constante este año para controlarla. Aunque la economía estadounidense está en auge, recuperándose rápidamente del impacto de la pandemia hace dos años, está impulsada por el consumidor. Cualquier retroceso podría significar graves problemas para el crecimiento. Por lo tanto, hace que sea un poco más difícil para la Reserva Federal controlar la inflación sin desencadenar una recesión.

Los operadores de acciones son conscientes de la dinámica. Los precios de las acciones se han vuelto más sensibles al precio del petróleo, ya que alimenta los costos de transporte y, en última instancia, el gasto del consumidor.

Finalmente, señalan que por esa razón, el petróleo ocupa las mentes de los operadores en este momento.


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com