¿Puede la automatización ayudar a transformar las cadenas de suministro después del COVID-19?

By: Redacción Logística 360
Abr.20, 2021
0

Por Dheeraj Saxena, líder global de RPA de Orange Business Services

Según un nuevo informe publicado por Orange Business Services, el 70% de las corporaciones multinacionales afirman que el coronavirus representa el mayor riesgo para sus cadenas de suministro en la actualidad. Esto se suma a los desafíos existentes antes de la pandemia, tales como la competencia comercial, las crisis políticas y problemas de cumplimiento normativo.

Ahora bien, ¿es la automatización capaz de hacer evolucionar al supply chain para que sea más sólido y maneje mejor las interrupciones?

Es posible si se abordan las incompetencias, la falta general de interconectividad y se revisan las acciones manuales o las configuraciones del sistema. Las ineficiencias de los datos, allí donde están desalineados entre el cliente y el proveedor, causan incidentes. También lo hacen las incongruencias políticas y de las personas, que crean bloqueos y silos en una organización. Por ejemplo, en logística, las empresas a menudo han tenido herramientas separadas para gestionar el transporte, el almacenamiento y los servicios de terceros.

Muchos procesos de esa cadena todavía son llevados a cabo manualmente por los trabajadores, lo que crea muchas de estas problemáticas. Las tareas como la entrada manual de datos son repetitivos y, como tales, son propensos a errores humanos.

Todos estos inconvenientes pueden crecer como una gran bola de nieve y acumularse para crear cuellos de botella. Dado que muchas empresas siguen confiando en suministros just-in-time, en caso de interrupción, necesitan una mejor visibilidad de los pronósticos de inventario y producción en todos los sitios, para trasladar los materiales a ubicaciones de alta prioridad. Con sistemas aislados y sin información de datos en tiempo real, es difícil reaccionar eficazmente ante una crisis.

¿Qué es la hiperautomatización y qué hace?

La hiperautomatización, que incluye la automatización robótica de procesos (RPA) habilitada con inteligencia artificial (AI) más otras tecnologías digitales como IoT, procesamiento inteligente de documentos, chatbots, aplicaciones móviles y blockchain, ayuda a abordar las necesidades y mitigar los incidentes en la cadena de suministro.

La RPA comprende bots que extraen datos de una aplicación y los transfieren a otra. Desempeña un papel crucial en el fortalecimiento de la hiperautomatización: es ideal para ejecutar tareas programadas que son repetitivas, basadas en reglas y predecibles.

Además, puede operar las 24 horas del día, más rápido, con menos errores y a un costo inferior de lo que los trabajadores humanos pueden realizar las mismas tareas.

Sin embargo, de acuerdo al estudio publicado por Orange Business Services y Longitude, solo el 42% de las empresas dicen que han aumentado su nivel de automatización para manejar los crecientes volúmenes de datos.

No obstante, reconocen que lo necesitan: el 80% afirma que cree que la automatización es vital para empoderar tanto a los empleados como a los socios.

Gartner, por su parte, clasifica a la hiperautomatización como una de las ocho principales tendencias tecnológicas de la cadena de suministro para 2020 en adelante.

Vale la pena señalar que RPA e hiperautomatización son herramientas separadas: RPA es una forma no invasiva de integrar soluciones de flujo de trabajo comerciales nuevas y heredadas, pero solo es adecuada para tareas simples, reiteradas y estables.

¿Cómo se puede beneficiar la cadena de suministro de la hiperautomatización?

Los sistemas de ejecución y planificación habilitados por IA permiten mitigar el riesgo. Pueden aumentar la visibilidad de los mismos, lo que concede a las empresas actuar y tomar decisiones utilizando información en tiempo real. Sin embargo, es importante recordar que las funciones no siempre son simples, repetitivas y estables.

Aquí es donde entran en juego las tecnologías complementarias, como el aprendizaje automático o los chatbots (donde se necesita la intervención de un supervisor).

La IA y el machine learning (ML) toman los datos recopilados dentro de la cadena de suministro y actualizan los sistemas automatizados de forma dinámica, con un efecto exponencial.

Esto reduce el tiempo necesario para crear e implementar nuevos modelos, de modo que la gestión sea más rápida y eficiente de forma constante.

Este tipo de ganancias marginales son sustanciales. Las ventajas de un par de segundos ahorrados aquí y allá en procesos individuales pueden parecer relativamente pequeñas al principio: pero con el tiempo y en decenas de miles de transacciones, todas se suman a una mejora general significativa.

La hiperautomatización ya se está adoptando en las operaciones diarias en todo el mundo, y la RPA se está utilizando para todo tipo de funciones. Se emplea para la entrada manual de datos, generar actualizaciones de estado y realizar auditoría de sistema a sistema.

Las acciones complejas ahora se procesan de manera más rápida y sencilla en las plataformas de gestión de almacenamiento, transporte y ERP. Ahorra cientos de horas de personal al día en tareas rutinarias y a eliminar el papeleo, incluso aporta beneficios medioambientales.

Se pronostica que para 2024, las empresas podrán reducir los costos operativos hasta en un 30% al combinar tecnologías de hiperautomatización con tareas rediseñadas.

Veo todas las posibilidades de que esto se acelere a medida que se reconsidere al supply chain después de la crisis del COVID-19 y se busquen herramientas que ayuden a atenuar los riesgos.


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com