Quick Commerce: El siguiente paso de la logística inmediata

By: Luis Tarazona
Dic.28, 2021
0
quick commerce

Tras la pandemia, distintas industrias vienen trabajando en el desarrollo de innovaciones para suplir las necesidades de urgencia de los clientes. Principalmente, en el comercio, donde el segmento de entregas ha debido catapultarse hacia un nuevo concepto; los repartos ultrarrápidos o quick commerce, entregas en el menor tiempo posible.

La búsqueda de la eficacia e inmediatez, ha hecho a las empresas de e-comerce potenciar sus medios de pago y hacer la experiencia más favorable.

José Antonio Vallejo, especialista en temas logísticos y de comercio electrónico y director de VALLEJOGROUP, menciona que el enfoque del segmento q-commerce es configurar micro almacenes/sub-tiendas basadas en la ubicación, para permitir el menor tiempo posible de entrega. Estas deben de ser surtidas desde los centros logísticos urbanos, que les permita consolidar los productos de distintos proveedores de tal manera de evitar quiebres de stocks y tener un menor impacto en el medio ambiente.

Q- Commerce

El mundo del comercio rápido (q-commerce), también llamado a veces “entrega urgente” , es donde convergen las plataformas en línea que prometen entregar artículos, principalmente comestibles, a los pocos minutos de realizar el pedido. Para lograr lo antes mencionado, es necesario conocer toda la data del consumidor y del entorno que se quiere atender; logrando alinear la oferta con la demanda, uno de los mayores retos.

Uno de los aspectos claves del comercio rápido se centra en cantidades más pequeñas de menos artículos, que pueden ir desde comestibles y artículos de papelería hasta medicamentos de venta libre y productos de higiene personal.

¿Cómo funciona?

La forma en que funciona el modelo es que las plataformas de comercio electrónico establecen microalmacenes, ahora denominados ‘tiendas oscuras’ (dark stores), ubicados más cerca del punto de entrega.

De esta manera se limitan  las existencias en estas tiendas a un conjunto específico de menos de 2.000 artículos de alta demanda, frente a la fórmula tradicional de almacenes bien surtidos y de gran formato que se ubican en las afueras de pueblos y ciudades.

Asimismo, está claro que  para lograr una experiencia favorable, se debe conocer el tipo de producto que el cliente requiere y la velocidad con que lo requiere. No siempre el cliente está esperando velocidad sino también responsabilidad de la marca y de la empresa con la sociedad y el entorno.

Esta transformación del comercio pasó de la monocanalidad a la multicanalidad. De allí, a la omnicanalidad y hoy al phygital (una verdadera integración de canales). Forzar una infraestructura física la cual no fue preparada, diseñada y geolocalizada para un fin determinado, puede ser el error que te lleve al fracaso.


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com