Repunte del flujo de carga contenerizada global

By: Redacción Logística 360
Oct.31, 2017
0

Sin embargo, expansión de demanda de contenedores seguirá debajo del crecimiento total de la oferta de flotas de portacontenedores, que se espera que aumente en un 5,8% el próximo año.

Se había creído que el movimiento de carga contenerizada global se mantendría en niveles de crecimiento a la par del PBI mundial. Luego de que el comercio de contenedores llegara a niveles de crecimiento en proporción de 2 a 3 veces el PBI global, como lo hacía antes de 2008, se percibía un constante retroceso. “Su desarrollo ha llegado a su madurez”, se decía.

No obstante, las últimas tasas de crecimiento prevén lo contrario. El volumen de carga movilizada que registran las principales regiones apunta a que el 2017 cerrará con un crecimiento del comercio marítimo contenerizado global superior al 6%, gracias a la recuperación de la economía mundial.

Según el Fondo Monetario Internacional, PBI de la economía global sería de 3,6% y 3,7% para el 2017 y 2018 respectivamente.

Por ejemplo, se espera que el fuerte crecimiento del volumen de transporte marítimo contenerizado este año eleve la proporción de TEUS a 1,7 veces el crecimiento del PIB, revirtiendo la reciente tendencia a la baja que ha visto caer este número por debajo de 1,0 en los dos años anteriores.

En ese escenario, los puertos chinos vienen liderando del crecimiento del volumen de carga contenerizada, con un crecimiento de 9,1% de sus volúmenes totales los primeros nueves del año.

Economía y comercio marítimo

Las mejores perspectivas se reflejan en las últimas estadísticas de movimiento de contenedores, donde las rutas Asia-Europa y Transpacífico headhaul registraron un crecimiento del 5,3% interanual, según los datos observados hasta agosto y septiembre por CTS y JOCPIERS, respectivamente, cifra superior a las tasas de crecimiento anual de 2,8% y 4,3% registradas en 2016.

El mayor crecimiento en estas dos rutas de larga distancia ha sido acompañado este año con una recuperación de volúmenes de contenedores en los mercados emergentes, con Rusia, América del Sur y África Occidental escalando fuertemente, después de sufrir volúmenes muy débiles en 2015 y 2016, debido al impacto de los precios más bajos del petróleo en las economías de estas regiones.

El problema de la sobreoferta

Las mayores previsiones de crecimiento del PIB y de la proporción del movimiento de TEUs respecto al PIB, ayudará a mantener la demanda de contenedores a un nivel relativamente alto en 2018, con un crecimiento global pronosticado del 4,8%. Sin embargo, se espera que esto siga por debajo del crecimiento total de la oferta de la flota portacontenedores, que se espera que aumente en un 5,8% el próximo año.

El mayor crecimiento de la demanda registrado este año no ha sido suficiente para detener una caída dramática en las tarifas spot de fletes durante el tercer trimestre, donde el índice SCFI registra una caída del 23% desde fines de julio, descenso que también graficaría el mes de octubre.

Según Alphaliner los operadores de carga deberán continuar vigilantes el 2018, ya que la afluencia de nuevos buques portacontenedores seguirá presionando a la baja las tarifas de fletes, puesto que se espera que la nueva capacidad al final de 2018 alcance los 1,72 MTEUs, en comparación a los 1,25 MTEUs que se entregarán en 2017.

Con el 80% de la nueva capacidad comprometida para 2018, que nutrirá desde el segmento de 10.000 TEUs hacia arriba, se generará una presión a la baja significativa de las tarifas en todas las rutas de larga distancia que serán las que deberán absorber la mayor parte del exceso de capacidad.


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com