ROBÓTICA: PRESENTE Y FUTURO DE LOS ALMACENES

By: Luis Tarazona
Dic.29, 2021
0
ROBÓTICA

Desde hace décadas existen procesos productivos y logísticos que utilizan robots para tareas repetitivas, sin embargo esta tecnología ha evolucionado gracias a que la robótica industrial está asociada a sistemas de inteligencia artificial que les permiten manejar variables más complejas.

Un robot inteligente logístico puede aprender y ejecutar nuevas tareas en las que anteriormente se necesitaba asistencia humana. Esta innovación ha evidenciado la necesidad de modernizar y hacer más eficientes los procesos logísticos de los almacenes por medio de estas tecnologías que cada vez son más accesibles y se adaptan a operaciones de diferentes tamaños.

Entre las principales herramientas que se emplean en los almacenes encontramos a los brazos mecánicos y la maquinaria automatizada. Entre sus principales funciones, destaca su capacidad de trasladar material, cerrar y sellar cajas, clasificar productos, así como trasladar paquetes entre estanterías.

Por otro lado, los drones y robots con opción de vuelo son otra categoría de herramientas de última generación que en la actualidad aportan valor en los procesos. Estos pueden transportar unidades, acceder a zonas complicadas para el personal y hacer inventarios en tiempo real. Asimismo, ya se están desarrollando pruebas de distribución de productos al cliente final.

Todos estos avances tecnológicos brindan una serie de ventajas para las empresas. En primer lugar, se identifica que disminuye los costos fijos. También mejora la gestión, logrando aumentar la eficiencia en un 20% y permitiendo mantener un 50% más de inventario en un almacén. Todo ello gracias a los sistemas automáticos y un sohware especializado para el control y manejo de las mercancías.

Necesidades clave asociadas a los almacenes robotizados

Un almacén robotizado brinda oportunidades de desarrollo para las empresas, pero también retos que obligan a contar con estándares avanzados de calidad tecnológica.

En primer lugar, la infraestructura informática en base a un software debe ser robusta. El aspecto de los robots industriales debe ir de la mano de distintas capas de software a las que están conectados, con la finalidad de que permitan programarlos, así como comunicar y ejecutar las órdenes de movimiento y tomar decisiones en la gestión del almacén con el objetivo de optimizar toda la operativa.

Por otro lado, el reto de elaborar un programa de mantenimiento preventivo es clave. Aparte de preparar un plan de acción en el caso de que se dé una avería, es necesario desarrollar un programa de mantenimiento preventivo que pueda evitar interrupciones inesperadas que lastren la actividad del almacén.

Finalmente, la formación para los operarios es vital para poner en marcha programas  que ayuden  a actualizar las habilidades de los trabajadores poniendo el foco en la digitalización de las tareas y en el manejo de software y sistemas automáticos que, por otro lado, cuentan con interfaces intuitivas para acelerar la curva de aprendizaje.

Los almacenes robotizados forman parte de un futuro muy presente. La automatización y la robotización forjan una de las vías más rentables para ganar eficiencia y mejorar la calidad de los procesos logísticos del almacén.

Caso de éxito

En 2017, Amazon inauguró el primer almacén   robotizado   en España con una superficie 17.148 metros cuadrados. En esa área trabajan 350 robots moviendo más de 2.000 de esos Pods llenos de productos a una velocidad de 1,7 metros por segundo. Para el 2021, la empresa sumó robots autónomos y con inteligencia artificial, con el objetivo de liberar carga de trabajo y mejorar la seguridad de los trabajadores humanos.

Uno de los indicadores más importantes para Amazon es reducir los accidentes de trabajo  en un 50% para 2025 y para ello han invertido más de 300 millones de dólares en productos de seguridad cada año.

Los robots que operan en el innovador almacén ubicado en Barcelona tienen funciones específicas que van desde recoger y entregar paquetes y cajas de unidades móviles a humanos hasta realizar desplazamientos autónomos en todo el almacén.

Los beneficios que se han identificado en el tiempo de operación se centran en el cuidado de la salud de los trabajadores, debido a que el humano tiene que agacharse menos y estirar menos el cuerpo,   facilitando   enormemente   la   tarea.   Asimismo,   estas nuevas innovaciones han permitido liberar gran parte de trabajo, especialmente en cuanto a tiempo se refiere debido a que no precisan supervisión de humanos.

En ese sentido, las empresas apuntan a la automatización de los puestos de trabajo por lo que continúan invirtiendo miles de millones en recapacitar a sus trabajadores para puestos más técnicos y crear nuevas tecnologías. Se estima, que en un plazo, no mayor a 10 años, la mayoría de almacenes del mundo cuenten con tecnología de robots, dinamizando los procesos logísticos de distintos sectores.


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com