Trabas burocráticas no deben retener a las importaciones

By: Redacción LOGISTICA 360
Set.22, 2017
0

“El proceso está dañando al comercio exterior. Las navieras no deben asumir la responsabilidad de garantizar que los agentes de carga no tengan deudas pendientes entre sí”, denunció Carlos Posada Ugaz, director ejecutivo del Instituto de Investigación y Desarrollo de Comercio Exterior (IDEXACM) de la CCL.

De ese modo, explicó que cuando un importador decide comprar mercadería en el exterior y traerla a nuestro país lo hace a través de la contratación de una empresa naviera que se hace cargo del transporte, sin embargo en el transporte marítimo intervienen una diversidad de agentes de carga, que generalmente revenden a otros agentes los espacios disponibles en la embarcación. “El problema se origina cuando estos agentes tienen deudas pendientes entre sí que originan que las navieras no autoricen el transporte haciendo que las cargas queden retenidas, originando un costo de almacenaje para los importadores que ya pagaron por el servicio de transporte”, informó Posada.

Asimismo, dijo que a las navieras no les corresponde, y menos retener la mercadería y almacenarla a costa del importador.

“Lamentablemente, existen muchos casos donde las deudas entre los agentes hacen que el transportista no autorice la entrega de la carga al consignatario (importador), quien ya ha pagado por el transporte y cumplido con todas sus obligaciones. Se le obliga a asumir los costos que ésta demora en la entrega de las mercancías generan, que luego tendrá que trasladar a los insumos o partes compradas o al producto final, trayendo como consecuencia la elevación de los costos para el consumidor”, aseveró el director ejecutivo del Instituto de Investigación y Desarrollo de Comercio Exterior (IDEXACM) de la CCL, Carlos Posada.

De otro lado, Posada planteó que el Ejecutivo regule la obligación del transportista o naviera de reconocer los conocimientos de embarque que han sido emitidos por los diferentes agentes de carga a quienes vendió el espacio en sus naves. “Debe ser algo muy similar a lo que ya sucede en la venta de los pasajes aéreos, donde el pasajero hace la adquisición a través de un agente de viajes, operación que luego las líneas áreas reconocen como una compra permitiendo al pasajero realizar el vuelo. Eso no está sucediendo en el transporte marítimo y se ha creado una gran traba que está entorpeciendo el comercio exterior. A las navieras no les corresponde ser garantes de pago de los agentes de carga”, precisó.

 

Fuente: Expreso


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com