HOJA DE RUTA: HACIA UN TRANSPORTE SOSTENIBLE Y EFICIENTE

By: Luis Tarazona
Abr.05, 2022
0
TRANSPORTE SOSTENIBLE

Existen varios factores que contribuyen al aumento de la temperatura del planeta como las emisiones de gases de efecto invernadero, la deforestación, la quema de combustibles fósiles o la producción de óxido nitroso. Pero, las emisiones de los sistemas de transporte actuales son una de las principales causas de contaminación debido a su dependencia de energías contaminantes y su modelo de distribución urbana poco sostenible.

En América Latina, el sector del transporte es responsable de alrededor de 1/3 de las emisiones de dióxido de carbono. Incluso, el Organismo Internacional de Energía calcula que las emisiones mundiales derivadas del transporte aumentarán de 4,6 gigatoneladas en 2000 a 11,2 en 2050, lo que supone un incremento del 140%.

La electromovilidad como solución

La región tiene una de las tasas de motorización que más crece a nivel mundial y que funcionan con energías fósiles. Por esta razón, es clave implementar el transporte sostenible para lograr economías bajas en emisiones de carbono que contribuyan a un mundo más considerado con el medio ambiente.

La electromovilidad ha evidenciado, incluso en su etapa de adopción, un rápido crecimiento en América Latina, y Perú no ha sido la excepción. De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), la región tiene una de las matrices eléctricas más limpias del mundo, con un 60% de capacidad instalada proveniente de energías renovables, superior al promedio mundial.

En Perú, se evidencia que desde hace unos años, se hacen esfuerzos y propuestas de soluciones para la movilidad eléctrica. Cabe destacar que, los automóviles convencionales emiten un 8% del total de los gases de efecto invernadero a nivel mundial, lo que convierte a la electromovilidad en una de las claves en el proceso de descarbonización.

En ese sentido, acciones puntuales como la implementación de una infraestructura de recarga y suministro de energía para coches eléctricos en el país en el presente año, favorecen el panorama, y promueven a que esta tendencia aumente en los próximos años debido, en parte, a la progresiva reducción del coste de las baterías y a la voluntad de la sociedad en promover hábitos más eco amigables.

Transporte y movilidad, claves para la sostenibilidad

El transporte es clave para el desarrollo sostenible por las presiones ambientales, los efectos sociales y económicos asociados y las interrelaciones con otros grupos de interés. El sector ha mantenido un crecimiento continuo que hacen que el reto de conseguir un transporte sostenible sea una prioridad estratégica a escala mundial.

Nuestra sociedad moderna necesita un sistema de transporte adaptado a las necesidades sociales, que garantice los desplazamientos de personas y mercancías de una forma económicamente eficiente y segura. Desde esta perspectiva, un sistema de transporte que proporcione patrones de movilidad inteligentes y sostenibles es crucial.

En la actualidad, el sistema de transporte presenta significativos retos para el medio ambiente, la salud humana y la sostenibilidad, en tanto que los actuales esquemas de movilidad se han enfocado en el vehículo privado que ha condicionado las formas de vida de las personas y las ciudades.

El reto: ecoeficiencia y tecnología para un transporte más inteligente y sostenible

Los esfuerzos deben estar dirigidos a producir, consumir y mover personas y mercancías con menor impacto ambiental. El contexto exige la “desmaterialización”, “desenergización” y “descarbonización” de los sistemas de transporte y producción.

En ese sentido, la disminución progresiva de la intensidad energética y de carbono en los sistemas de producción de consumo y transporte se convierte en un factor clave en la transición económica por vías sostenibles.

Las nuevas innovaciones en tecnologías de la información y comunicación (TIC) pueden contribuir a reducir la necesidad de transporte, fomentando el teletrabajo y las videoconferencias. Asimismo, pueden mejorar la planificación y los sistemas operativos para utilizar mejor las infraestructuras y los vehículos.

Por otro lado, los Sistemas de Transporte Inteligentes (STI) se perfilan en un aspecto de referencia para permitir una movilidad urbana amigable con el medio ambiente. Los ciudadanos obtendrán nuevos servicios y permitirán la gestión mejorada en tiempo real del tráfico y del uso de la capacidad, así como el seguimiento en tiempo real del transporte con fines ambientales y de seguridad.

Sector privado y la sostenibilidad del transporte

A pesar de la pandemia, el sector empresarial ha mostrado interés en la reactivación económica sostenible, enfocándose en la ética, transparencia, cumplimiento, y gestión de residuos. Según el estudio “Proyecciones para una reactivación empresarial sostenible en 2021” por Centrum PUCP y Avanza Sostenible, tras la llegada del COVID-19, el 76% de las empresas aumentó su interés por la sostenibilidad.

En ese sentido, el sector privado ha tomado conciencia sobre el impacto positivo que se puede conseguir con la adopción de una Logística Verde, en la que se varíe la matriz energética de combustión a eléctrica, para reducir la huella de carbono.

Asimismo, las empresas han identificado que adoptar la tecnología de logística verde consigue otros beneficios como el económico. Por ejemplo, emplear transporte eléctrico supondrá disminuir los costos totales, debido a que son más económicos en comparación a los combustibles tradicionales.

Estrategias tecnológicas son adoptadas por las empresas.

Como caso de éxito, Jungheinrich Perú ha enfocado sus esfuerzos en desarrollar una estrategia de aquí al año 2025 que genere valor sostenible para la mayoría de sus grupos de interés. Entre sus principales compromisos se destaca implementar montacargas eléctricos con batería de iones de litio con la finalidad de reducir alrededor del 21% de emisiones de CO2 en comparación con las baterías de plomo-ácido. En ese sentido, la clave para un transporte sostenible en el futuro es la suma de esfuerzos del sector público y privado, con iniciativas que regulen y fomenten el uso soluciones rentables y amigables con el medio ambiente. En definitiva, Perú debe adoptar buenas prácticas de países de la región y sobretodo, las empresas deben trabajar para crear un ecosistema de transporte más sostenible.


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com