2020: Del comportamiento del comercio mundial a la crisis de contenedores en el transporte marítimo

By: Jorge Choque
Dic.30, 2020
0

Pandemia del COVID-19 marcó las tendencias en ambos sectores durante este año.

COVID-19, una de las pandemias de más rápida propagación, ha estado reformando el comercio mundial y el negocio del transporte marítimo, la carga, la logística, la cadena de suministro y el comercio. La economía mundial está experimentando una profunda recesión en medio de esta pandemia que provocó el “la gran cuarentena”, como lo denominó el Fondo Monetario Internacional (FMI), reporta Shipping and Freight Resource.

Desde un cambio en las cadenas de suministro globales, los patrones de transporte y la demanda excesivamente alta, hasta las compras por pánico y las extraordinarias tarifas de flete, el año 2020 han demostrado que la industria nunca volverá a ser la misma y que habrá algunos cambios fundamentales en el futuro.

Comercio mundial

Si bien el comercio mundial muestra signos de recuperación tras una profunda caída inducida por COVID-19, la Organización Mundial del Comercio (OMC) ha advertido que cualquier recuperación podría verse interrumpida por los efectos de la actual pandemia al pasar a una segunda ola en algunos países y a, incluso, una posible tercera ola.

La OMC ha revisado su previsión a una disminución del 9,2% del volumen del comercio mundial de bienes para 2020, seguida de un aumento del 7,2% en 2021, crecimiento que se considera más como una hipótesis de “recuperación débil” más que como un “rápido retorno a la tendencia”.

La principal diferencia entre la disminución del comercio provocada por el COVID-19 y la crisis financiera de 2008-2009 es que el contexto económico es diferente, debido a que se prevé que el volumen del comercio mundial de bienes sólo disminuirá alrededor del doble del PIB mundial, en lugar de seis veces, como ocurrió durante el colapso de 2009.

Según el informe de la UNCTAD titulado “Examen del transporte marítimo en 2020”, el COVID-19 afectó al comercio mundial después de un año 2019 ya de por sí débil, en el que el comercio marítimo mundial perdió más impulso al seguir las tensiones comerciales con la imposición de aranceles que, según se dice, redujeron el volumen del comercio marítimo en un 0,5% en el citado año.

Líneas navieras

El mercado mundial de transporte marítimo de contenedores está dominado por tres grandes alianzas formadas por 10 líneas navieras que juntas controlan el 83,80% del mercado total de transporte marítimo de contenedores en diversos servicios.

Aparte de COVID-19, el año 2020 también se recordará como el año en que las tarifas de los fletes oceánicos se dispararon a niveles extraordinarios y siguen aumentando.

Posiblemente debido a las compras de pánico causadas por el COVID-19 y/o a una recuperación de la demanda más fuerte de lo esperado tras la ralentización del 2T20, ha habido una fuerte demanda de movimiento de bienes de Asia a EE.UU., Europa y el resto del mundo. Esto ha dado lugar a la activación de todo el tonelaje disponible de buques y contenedores hasta el punto de que en el 3T20 ha habido una demanda sin precedentes que ha dado lugar a tarifas de flete extraordinarias.

Las tarifas globales de los contenedores subieron un 106% entre mayo y diciembre de 2020 y se habla de más aumentos. En algunas rutas, las tarifas subieron 4 veces en un solo mes. Una combinación de estos incrementos de tarifas creados por la creciente demanda y los precios más bajos del combustible ayudó a las líneas navieras a aumentar sus ganancias operativas acumuladas a alrededor de US$11.000 millones, lo que representa un incremento del 16%.

El aumento de la demanda y de los fletes también dio lugar a que se acusara a los transportistas de reducir deliberadamente la oferta de buques y contenedores. Esto llevó al Ministerio de Transporte de China (MOT) y a la Comisión Marítima Federal de los Estados Unidos (FMC) a advertir a las líneas navieras que añadieran capacidad en las rutas marítimas (especialmente la Transpacífico) y pusieran un tope a los aumentos de los fletes.

Aunque hay una gran demanda de espacio, la falta de contenedores en Asia ha creado una situación en la que algunos de los buques se ven obligados a navegar bajo su capacidad. Esto parece haber creado una controversia de otro tipo, ya que las líneas navieras parecen estar recurriendo a reposicionar los contenedores vacíos en lugar de hacerse cargo de las exportaciones de todo el mundo a Asia para asegurar rápidamente la disponibilidad de vacíos en Asia.

Se dice que algunas de las líneas navieras están moviendo más de 30.000 TEUs vacíos en dirección a Asia cada semana y también están utilizando buques fletados para la evacuación de los contenedores vacíos cuando sus propios buques están llenos. A fines del 3T20, se dice que Hapag -Lloyd ha movilizado más de 165.000 TEU en 44 viajes dedicados a cargas vacías.

Fuente: MundoMarítimo


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com