A medida que aumentan los vientos en contra, China evalúa apoyo fiscal para proteger el crecimiento

By: Redacción Logística 360
Ago.03, 2021
0

La economía china ha recuperado los niveles de crecimiento anteriores a la pandemia, impulsada por las exportaciones, pero la expansión está perdiendo fuerza, con la debilidad del consumo y la inversión.

Agencia Reuters

China está preparada para acelerar el gasto en proyectos de infraestructura mientras el banco central apoya con modestas medidas de estímulo, ya que los riesgos de la variante del Delta y las inundaciones amenazan con frenar su recuperación, dijeron analistas y expertos.

Los líderes chinos están tratando de evitar una desaceleración del crecimiento más aguda en la segunda mitad del año que podría llevar a despidos, pero con cautela ante un aumento del estímulo que podría socavar un impulso a largo plazo para hacer frente a los riesgos de la deuda, dijeron.

La economía china ha recuperado los niveles de crecimiento anteriores a la pandemia, impulsada por la sorprendente fortaleza de las exportaciones, pero la expansión está perdiendo fuerza, con la debilidad del consumo y la inversión.

La semana pasada, una reunión del Politburó, máximo órgano de decisión del gobernante Partido Comunista, se comprometió a mantener una postura expansiva ante la desigual recuperación interna y la incertidumbre mundial.

“La presión a la baja sobre la economía está aumentando, pero tenemos suficientes herramientas políticas para hacer frente a ella”, dijo una fuente política que asesora al gobierno. “La política fiscal será más eficaz a la hora de proporcionar un apoyo específico a la economía”.

La economía va camino de crecer más de 8% este año, pero los analistas afirman que la demanda reprimida de COVID ha tocado techo y prevén que el ritmo de crecimiento empiece a moderarse.

Los fabricantes chinos están lidiando con el aumento de los precios de las materias primas y los cuellos de botella en la cadena de suministro mundial. Mientras tanto, la propagación mundial de la variante Delta y los brotes de casos en el país, además de las recientes fuertes lluvias e inundaciones en algunas provincias chinas, han perturbado las actividades empresariales.

Los gobiernos locales tienen más espacio para acelerar la emisión de bonos para financiar proyectos de gran envergadura, después de un comienzo lento este año, ya que los funcionarios trataron de controlar los riesgos de la deuda.

“Creemos que esto implica que la emisión de bonos especiales de los gobiernos provinciales se acelerará en la segunda mitad para ayudar a impulsar la inversión. Es probable que este colchón de política fiscal respalde el crecimiento en el segundo semestre”, afirmó Li-Gang Liu, economista jefe para China de Citigroup.

Pero China podría tener que actuar con cautela si reduce las tasas de interés en un momento en el que la Reserva Federal está considerando la posibilidad de recortar el estímulo.

“Si la Reserva Federal endurece su política, (China) no la aflojará agresivamente, ya que eso podría alimentar las salidas de capital y ejercer presión sobre el tipo de cambio”, señaló Zong Liang, investigador jefe del banco de China.

Fuente: diario Gestión


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com