Cómo identificar un servicio post-venta de calidad en la compra de Montacargas

By: Jorge Choque
Feb.24, 2021
0

En el proceso de compra de cualquier producto o servicio intervienen un conjunto de elementos, análisis o criterios que influyen en la decisión final del cliente, quien, obviamente, busca la mejor propuesta para su inversión.

Uno de los elementos de enorme influencia en la decisión de compra es el servicio post-venta. Un montacargas puede ser técnicamente igual o inferior a otro, es entonces cuando el servicio post-venta terminará inclinando la balanza en la toma decisiones.

Si el servicio de posventa no ofrece un mantenimiento preventivo adecuado y ante un imprevisto, durante la operación del equipo, demora en su respuesta de atención, el costo final puede ser mayor y perjudicar la productividad de la empresa. Por eso, cualquier empresa que adquiere un bien, hoy en día suele darle un peso decisivo a este servicio de indudable valor.

Mantenimiento preventivo. Es aquel que nos permite disminuir el riesgo de daño o pérdida de los equipos. Este tipo de mantenimiento requiere que las actividades o la producción del negocio se detenga para poder revisar las máquinas. Por esta razón, es importante tener un plan de mantenimiento preventivo distribuido correctamente en el tiempo.

A diferencia de otros tipos de cuidado, el mantenimiento preventivo ayuda a disminuir el coste de las reparaciones. Se adelanta a los fallos para corregir los problemas que puedan provocarlos.

Mantenimiento correctivo. Se trata de en un conjunto de tareas técnicas, destinadas a corregir las fallas del equipo que requieren reparación o reemplazo de piezas, para devolverlo a su estado original. En general, no se trata de un conjunto de acciones planificadas, ya que se realiza cuando un componente ha sido dañado.

Aunque en algunos casos es inevitable, el mantenimiento correctivo acaba teniendo un mayor impacto financiero en las empresas, ya que suele implicar la indisponibilidad prolongada del equipo. El hecho es que un porcentaje significativo de estas fallas puede evitarse si se aplican planes de mantenimiento preventivo.

Inspecciones. Son parte de las responsabilidades del área de mantenimiento, se trata de vigilar que por ningún motivo se deje de llevar a cabo las inspecciones en la forma programada. Independientemente de que el programa de mantenimiento preventivo este bien elaborado, para descubrir situaciones que puedan originar fallas y una depreciación perjudicial a los equipos

Planes de mantenimiento trimestral, semestral y anual. Contar con planes de mantenimiento periódicos y de manera programa ayuda a reducir acciones correctivas: menor costo de las reparaciones (tiempo y dinero), menos accidentes laborales, mayor disponibilidad  y vida útil del equipo, mayor productividad de la empresa. Definir la frecuencia es sumamente importante en el diseño del plan. La experiencia y la asesoría del proveedor es clave para determinar los planes y la frecuencia de mantenimiento en los equipos adquiridos.

Repuestos. Para un servicio de posventa más eficiente, el proveedor debe contar con un amplio stock de repuestos en sus almacenes y tenerlos distribuidos de tal manera que ofrezcan los mejores tiempos de respuesta ante las necesidades de sus clientes. Cobra importancia especial para los mantenimientos correctivos, ya que estos se suceden tras incovenientes no planificados o previstos.

Equipo técnico. El personal técnico del proveedor debe presentar y garantizar un alto nivel de experiencia y especialización. Por ello, el servicio que presta el equipo técnico tiene posibilidades de ser mejor cuando reciben capacitación constante. Además, es importante contar con los suficientes técnicos para atender de manera rápida y oportuna las necesidades del cliente.

Cobertura geográfica y tiempos de respuesta. Una pilar especial es el tiempo de respuesta, que puede influir en los costos y la productividad. Al respecto, tener una cobertura de atención a nivel geográfico es vital con tiempos de respuesta menores a lo que ofrece el mercado. En ese sentido, la ubicación y distribución de los departamentos técnicos puede marcar la diferencia.

Capacitación. Un elemento diferenciador es la capacitación que el proveedor puede ofrecer a sus clientes en el uso de los equipos adquiridos.

Zapler

Zapler, empresa de capitales peruanos, tiene como uno de sus pilares y elementos diferenciadores, su alto nivel de servicio posventa en la comercialización de sus equipos. Cuenta con una amplia variedad de equipos para manipuleo de carga, construcción y grúas. En su portafolio de productos cuenta con marcas reconocidas a nivel mundial como: Case, Palfinger, Bomag, Hangcha, Nichiyu, Combilift, Skyjack, entre otros.

Con 40 años de experiencia en el mercado,  vende y ofrece servicio técnico de maquinaria para la construcción, minería y la industria en general.  Para más información: https://www.zapler.com/


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com