Estudio: 2/3 de minoristas establecen o expanden su fabricación nacional por COVID-19, aunque revela percepciones disímiles entre éstos y los consumidores

By: Jorge Choque
Ene.27, 2021
0

Investigación de Blue Yonder y Coresight Research sugiere que los consumidores y los minoristas tienen percepciones desiguales de lo que impulsa las decisiones de compra de ropa y calzado durante la pandemia.

SCOTTSDALE, Ariz. – 27 de enero de 2021 – Una investigación desarrollada por Blue Yonder® y Coresight Research, indica que el 65% de empresas retail establecieron o expandieron sus fuentes de fabricación locales y nacionales para obtener un mejor control de su cadena de suministro durante la pandemia de COVID-19.

Así lo revela el estudio “Encuesta de Agilidad y Localización de Minoristas”, realizado en Estados Unidos que, sin embargo, también indica que existen percepciones no coincidentes o distintas de los consumidores, respecto de los minoristas en cuanto a su producción local. En efecto, mientras el 68% de los minoristas sintieron que sus consumidores valoraban los productos fabricados en EE.UU., solo el 19% de los consumidores buscaron ropa / calzado fabricado en ese país durante la pandemia, lo que sugiere una desconexión entre lo que los minoristas creen que quieren sus clientes, y qué impulsa realmente la decisión de compra de un consumidor.

Otras diferencias: los minoristas de hoy tienen la percepción de que los consumidores valoran el precio más bajo en ropa / calzado durante COVID-19 (64%), mientras que solo el 32% de los consumidores buscó precio a la hora de comprar. Los minoristas perciben que las entregas rápidas son clave en un 63%, aunque solo el 22% de los consumidores buscó la entrega en línea más rápida debido a COVID-19.

Realizada en enero de 2021, la encuesta analizó las respuestas de casi 300 altos ejecutivos en manufactura, venta minorista y vestuario y sobre 400 consumidores mayores de 18 años.

Minoristas invierten en la fabricación nacional

Los minoristas están estableciendo o expandiendo cada vez más su fabricación y abastecimiento nacionales como resultado de COVID-19. Esto también se debe al deseo de un mejor control de calidad, plazos de entrega más cortos y mejores prácticas de gestión de inventario. De los encuestados minoristas:

·         El 41% expandió estas operaciones

·         El 24% las estableció

·         Y el 17% no realizó cambios en su estrategia de fabricación y abastecimiento.

Asimismo, los minoristas esperan lograr un “mejor control de calidad” con una estrategia de ‘nearshoring’ (prestación de servicios desde países cercanos al país contratante, generalmente compartiendo fronteras). En efecto, el 34% de los encuestados calificaron “mejor control de calidad” como el beneficio número 1 que esperan lograr, en comparación con “plazos de entrega más cortos” (23%), “mejor gestión de inventario” (22%), “hacer coincidir el producto con la demanda local” (14%), “reducir riesgo” (6%) y “evasión arancelaria” (2%).

“La dependencia excesiva de Estados Unidos a la fabricación en el extranjero genera inquietud al ser testigos de la abrumadora influencia de China en el acceso a productos farmacéuticos y sanitarios esenciales. Si bien la pandemia ha acelerado la necesidad de más estrategias de onshoring para abordar crisis futuras, las empresas han tenido una tendencia en esta dirección durante años”, dijo JoAnn Martin, vicepresidente de estrategia industrial y desarrollo de mercado de Blue Yonder. “Incluso antes de la pandemia, nuestros clientes estaban equilibrando su deseo de entregar velocidad al mercado versus costo al establecer una presencia en los EE. UU. Esto ha sido impulsado en gran medida por gigantes del comercio electrónico como Amazon, el advenimiento de las compras en línea y la necesidad de opciones, surtido de productos e inventario “.

Otra oportunidad para que los minoristas y las marcas se alineen mejor con los deseos de los consumidores es la sostenibilidad y las causas sociales, que informan cada vez más las decisiones de compra. Consideraciones para los consumidores al elegir dónde comprar ropa o calzado:

·         El 66% de los encuestados dijo “la sostenibilidad medioambiental de un minorista o una marca”

·         El 60% señaló “el impacto social de una marca o un minorista”.

“A medida que salimos de la pandemia, un diferenciador fundamental para las empresas será la construcción de sostenibilidad ambiental y propósito social en sus productos”, dice Deborah Weinswig, fundadora y directora ejecutiva de Coresight Research.

El gusto por las tiendas físicas

Las tiendas físicas siguen siendo atractivas para los consumidores a pesar de las preocupaciones de COVID-19. A pesar de los bloqueos y los cierres indefinidos de tiendas durante los últimos 10 meses, casi la mitad de los consumidores todavía prefieren comprar en la tienda, especialmente ropa y calzado. Para adaptarse a esto, los minoristas planean invertir fuertemente en tecnología para ayudar a mantener seguros a los consumidores, como el seguimiento de clientes y la entrega sin contacto.

El 45% de los consumidores encuestados prefiere comprar ropa y calzado en la tienda, en comparación con el 18% que prefiere las compras en línea y el 37% que prefiere una combinación de en la tienda y en línea.

Finalmente, los encuestados minoristas dijeron que sus principales segmentos de gasto en TI para 2021 incluyen tecnología para “surtido, inventario, logística y almacenamiento” (62%), “análisis de datos del cliente / programas de lealtad” (47%) y “tecnología en la tienda para inventario y cliente seguimiento “(41%)

A medida que el comercio electrónico crece como porcentaje de su negocio, los minoristas también están invirtiendo en la adición de espacio de almacenamiento (26%), tecnología de automatización o vehículos autónomos (29%) y opciones flexibles de última milla como comprar en línea, recoger en la tienda (BOPIS), recogida en la acera, entrega sin contacto (26%).


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com