Las nuevas cadenas de valor globales postpandemia: menor concentración, giro hacia proveedores locales y mayor foco en la sostenibilidad

By: Jorge Choque
May.20, 2021
0

El IV Congreso CEAPI debate sobre las tendencias de futuro en creación de valor para la sociedad y para las entidades financieras.

El Covid-19 ha cambiado de forma fundamental el enfoque sobre las cadenas de valor globales y su evolución y desarrollo en el futuro.  El año de la pandemia ha puesto de relieve el riesgo de concentrar la producción en Asia, y ha vuelto a poner el foco en los proveedores locales como motor de la riqueza nacional. Asegurar la cadena de suministro y crear un ecosistema de valor que favorezca a la sociedad es trabajar en pro de la competitividad y al servicio de las personas.

Esta es la conclusión que empresarios, financieros y expertos han destacado en el IV Congreso Iberoamericano CEAPI al abordar, en los paneles Creación de valor para la sociedad. Cadena de valor y suministro, y Creación de valor desde las entidades financieras y accionistas, cómo la actual crisis global ha hecho replantearse la cadena de valor de las empresas.

En el primero de los paneles, las ponencias han estado a cargo de Luis Felipe López-Calva, director regional para América Latina y el Caribe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD); Carolina Manhusen Schwab, fundadora y CEO de Ocean Born Foundation; Jaume Miquel, presidente y CEO de Tendam, y Brian Smith, presidente de The Coca-Cola Company, moderados por Rocío Hervella, fundadora y CEO de ProSol.

Luis Felipe López-Calva ha destacado que la región ha sufrido una crisis muy fuerte que ha provocado disrupción en las cadenas de valor. No se deben tomar posturas por coyuntura, sino optar por medidas de largo plazo. El director regional para América Latina y el Caribe de PNUD ha señalado que “hay que pensar en qué tipo de integración y cadenas de valor son las que nos hacen más resilientes. La resiliencia de la región se vincula a más y mejor integración. Hay que fomentar a las pymes no por serlo, sino por ser competitivas y productivas, y eso se logra a través de la vinculación con las cadenas de valor”.

Por su parte, Brian Smith, presidente de The Coca-Cola Company, ha apuntado que “la pandemia nos enseñó que nos funcionó bien la cadena de valor y que debemos mejorar los suministros desde el punto de vista local. La pandemia ha acelerado que lleguemos a donde queremos en cuanto a canales de suministros”.

Carolina Manhusen ha manifestado que “cualquier impacto en el sistema, por pequeña que sea, altera de forma dramática las cadenas de suministro locales. Cada decisión de consumo que tomamos se relaciona con el tipo de futuro de planeta que queremos. Las empresas deben trabajar para que su cadena de suministro sea respetuosa con el medio ambiente”.

En otra de las intervenciones, Jaume Miquel, presidente y CEO de Tendam, ha subrayado que esta crisis ha sido un cambio de paradigma: “El mundo y la relación de consumidores y marcas ha cambiado de forma radical. El gran riesgo es no tomar decisiones. El cliente no va a querer pagar más por sostenibilidad”, ha advertido. Ha destacado también que el mundo digital va a tener un mayor rol en las ventas. La tienda física, en el futuro, deberá ser la mejor expresión de la empresa digital.

Creación de valor desde las entidades financieras y accionistas

Otra de las mesas se ha centrado en la Creación de valor desde las entidades financieras y accionistas. Han intervenido José Luis Curbelo, presidente de COFIDES; Maite Fibla, cofundadora de Ship2B; Juan Carlos Mora, presidente Bancolombia; Gema Sacristán, directora general de Negocios BID Invest, y Javier Villamizar, partnerde Softbank. La mesa la ha moderado Ángeles Delgado, presidenta Fujitsu (España).

Este panel ha abordado los avances y retos en materia de inversión sostenible y cómo esa inversión es más efectiva cuando se hace gala de una mayor sensibilidad en torno a factores sociales, medioambientales y  de buen gobierno. La creación de valor debe ahora definirse a partir de un modelo marcado por la sostenibilidad.

Ángeles Delgado, presidenta de Fujitsu, ha señalado que “las empresas deben ir más allá de la rentabilidad a corto plazo y proponerse ser parte de esa solución global necesaria, convirtiéndose en piedras angulares de la sostenibilidad, en un motor de transformación. Deben cambiar sus criterios de desarrollo orientándose a una inversión más receptiva a otro tipo de enfoques”.

La entidad financiera Bancolombia destaca por ser un modelo de sostenibilidad. Juan Carlos Mora, su presidente, ha subrayado que “el concepto de generación de valor se ha asociado tradicionalmente con un retorno económico, sobre todo en el sector privado. Ahora asistimos a un nuevo paradigma que exige una mirada integral: ni los gobiernos pueden actuar solos ni el sector privado puede abandonar el impacto social y medioambiental en manos de otros actores”.

El banquero colombiano ha resaltado que es esencial entender cómo estamos impactando en la sociedad a nivel económico, social y medioambiental, y luego ver cómo es posible apoyar en estos tres frentes. “Para esto, el buen camino es unirse a propósitos y criterios claros. Los ODS son un buen ejemplo”.

Gema Sacristán, directora general de Negocio de BID Invest, ha destacado la obligación de contribuir al desarrollo sostenible de Latinoamérica y el Caribe. Para eso es fundamental unir esfuerzos con el sector privado. “Es importante que la inversión genere rentabilidad financiera, social y medioambiental. La inversión sostenible está experimentando un gran boom global y claramente Europa lleva la bandera”.

Esta experta financiera ha explicado que Latinoamérica se conoce por los productos de deuda, pero ha habido un gran boom de los bonos temáticos, sostenibles, sociales y verdes. En la región hay ya más de 20.000  millones invertidos en este tipo de bonos. También llegan tendencias como préstamos o bonos ligados a la consecución de ciertos objetivos.

Por su parte, José Luis Curbelo ha destacado en su intervención que el gran reto en esta tesitura es cómo conseguir, con recursos públicos y apoyo de actores que tienen diferente tolerancia al riesgo, “ser capaces de apalancar recursos sumando unos a otros alineados a los ODS”.

Otra de las panelistas, Maite Fibla, ha marcado la diferencia entre la inversión socialmente responsable y la inversión de impacto. La primera implica hacer inversiones y apostar por empresas que no solo generen riqueza económica, sino que contribuyan de forma positiva a la sociedad y el medio ambiente, y reduzcan sus impactos negativos. La segunda va un paso más allá: “Con ella no nos conformamos con impactar de forma positiva, sino que el foco es ayudar a resolver determinados retos sociales y medioambientales”. Aunque este tipo de inversiones en España han experimentado un boom relativamente reciente, a nivel global han mostrado una evolución muy significativa.

Asimismo, Javier Villamizar ha subrayado que “la sostenibilidad debe estar en el centro de cualquier estrategia. Es fundamental en todos los componentes de la empresa”.

El CEAPI ha organizado este evento con el apoyo de BID Invest, la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), y la Cátedra de Transformación Social Competitiva (TSC) de la Universidad Complutense de Madrid. El Congreso cuenta con la colaboración de Grupo Azvi, Fundación La Caixa, Iberia, LaLiga, NetApp, Atlantic Copper, Atrevia, Cofides, Grupo Red Eléctrica, Las Rozas Village y La Roca Village, Mapfre, Tebrio y Correos.

Fuente: EmpresaExterior


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com