Proponen figura de “gran comprador” para lograr fletes marítimos en condiciones más favorables

By: Redacción Logística 360
Ago.18, 2021
0

Los fletes del transporte marítimo han tenido aumentos exorbitantes a nivel mundial, desde hace aproximadamente año y medio. Rutas que antes costaban $3,000 ahora rozan los $20,000, mientras que en Panamá se encuentran entre los $10,000 y $12,000. 

Las distorsiones en los costos, no solo se reflejan en el transporte marítimo sino también en otros pagos como cargos por comisión, valor añadido, emergencia intermodal, así como el alquiler de barcos, que, debido a su escasez en el mercado, pueden costar a las líneas navieras hasta dos veces y medio más que en 2019. También un contenedor nuevo puede valer actualmente el doble de lo que costaba hace dos años. Esto impacta a las líneas navieras, pero en el caso de los fletes marítimos los más afectados son los importadores de volúmenes pequeños, que estarían pagando mucho más, hasta $12,000 y $13,000. 

La fluctuación de las tarifas marítimas fue el tema central de la reunión de los directores de Transporte y Logística de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP) con afiliados del sector. Durante el encuentro, surgió la propuesta de unir esfuerzos con la CCIAP para encontrar una figura de comprador grande (Big Buyer), con el fin de lograr los espacios y unos niveles de fletes con condiciones más favorables. Algunos importadores denunciaron condiciones desmejoradas de almacenaje. 

Un tema de capacidad e intereses

Juan Carlos Croston, vicepresidente de Mercadeo de la Terminal Internacional de Manzanillo y especialista en el sector, esbozó los aspectos que estarían incidiendo sobre el tema de los fletes. Croston, quien fue presidente de la Cámara Marítima de Panamá, destacó que la situación va más allá de la oferta y la demanda. 

“Podemos coincidir en que no es un tema de que haya mucha más demanda que oferta. El sistema predominante aquí es que es un tema de capacidad, que la cadena de transporte está sufriendo tantas interrupciones y hay tantas variables que están trabajando allí que lo están haciendo más difícil.  Por ejemplo, el aumento de transporte de contenedores de 2019 a 2021 anda en 4% y en 2019 nadie escuchaba nada de transporte de fletes más alto, entonces hay un tema de capacidad (…) Lo que los analistas ven dentro del sistema es que por tema de falta de contenedores vacíos, tifones, cierre de puertos por COVID, barcos fuera de sus ventanas, esto ha traído un problema en el sistema”, explicó. 

Sin embargo, Croston también expuso la percepción de que algunos importadores grandes estarían buscando las oportunidades para sacar más ventaja por tener un costo operativo más elevado. Hay tarifas que han aumentado 400% y 500%. Las líneas navieras publicaron sus resultados del segundo semestre de 2020, los cuales arrojaron aumentos de ingresos entre 60% y 90%. “La data dice que hubo una locación de contenedores vacíos a raíz de la pandemia que no se han podido recuperar por los temas de capacidad. Pero nos queda el sinsabor de que antes nunca había pasado esto, siempre habían estado aquí y que ahora resulta que como las navieras tienen mayor poder los contenedores desaparecen. Allí hay un tema de lo que dice la información y la percepción que hay. Y esa percepción es que están buscando excusas para aumentar los fletes”.

Otro de los aspectos que destacó fue el hecho de que Latinoamérica, por alguna razón, está enviando y recibiendo muchos más contenedores que incluso en el 2019, antes de la pandemia. “Sí ha habido un aumento considerable en Transporte hacia Latinoamérica y obviamente impacta a Panamá porque Panamá está compitiendo por estos espacios en los barcos que vienen de Asia”. 

Una contingencia de al menos seis meses

Croston destacó que el tema de los fletes y la capacidad podría durar, por lo menos, hasta el Año Nuevo Chino 2022, cuando bajaría un poco la presión del consumo. Además todavía está en el ambiente la incertidumbre por el cierre de puertos debido al COVID. “Cualquier cosa que pasa se magnifica cinco veces en el sector transporte. Hay que esperar, por lo menos los próximos seis meses, espacios muy apretados y fletes muy altos. Si la demanda baja le das aire a la capacidad del sistema. Si no baja, si los Estados Unidos sigue consumiendo, si Latinoamérica sigue embarcando, esto va a seguir”. 

Dio a conocer algunas recomendaciones que están compartiendo algunos actores que transportan mercancía por vía marítima: Aliarse con sus proveedores de productos y servicios, invertir en capacidad de reacción (infraestructura, bodegas y en personal con capacidad analítica dentro de la organización para ver escenarios más allá de los próximos dos o tres meses), y la más difícil, educar al cliente, contarle lo que está pasando, porque muchos simplemente no quieren aceptar los aumentos en costos. “Esto es algo que no es privativo  ni del transporte ni de Panamá, está pasando en Latinoamérica, está pasando a nivel mundial  y toca ver qué es lo que se va a hacer”.

El especialista también recomienda al sector productivo de Panamá prepararse para un futuro de costos de transporte más altos que los niveles anteriores. “Esa es una realidad, los niveles de precios deben bajar pero muy probablemente no vayan a llegar a los niveles que estaban antes de 2019. Así que el modelo de negocios tiene que comenzar a tomar en consideración que ya no van a ser 800 o 900 dólares como antes”.Al respecto, Juan José Dutari, director del Grupo 7 de Transporte y Logística de la CCIAP, coincide en que el tema del espacio para la carga es esencial, ya que marca la diferencia entre tener o no materia prima. Se comprometió, además, con comenzar a buscar mejores condiciones para los importadores de la cámara. “Lo importante es que haya mercancía y que exista la disponibilidad. Allí es donde todos tenemos que ajustar nuestras proyecciones”.

Fuente: Hub News


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com