Qué depara el 2021: análisis de Hapag Lloyd

By: Jorge Choque
Abr.20, 2021
0

Proyecciones de 2020 y eventos de 1T21 en sesión online de Q&A de ejecutivo top.

Ya ha sido un año desde que el mundo vive al ritmo de la pandemia y se siente como si estuviéramos en el punto de inicio de hace 12 meses atrás: cuarentenas, fronteras cerradas, retrasos en las recaladas, cuellos de botella. La demanda inestable ha mantenido a la industria de contenedores caminando sobre huevos durante más de un año y el más reciente evento en hacer noticia ha sido el bloqueo en el Canal de Suez que acaparó titulares en todo el planeta, haciendo consciente a la población mundial sobre las problemáticas de la cadena logística contenerizada. Rolf Habben JansenCEO de Hapag Lloyd, sostuvo una sesión online de preguntas y respuestas precisamente dedicado a los stakeholders de la comunidad marítima y analizar lo que fue el 2020 y qué esperar para el 2021 a la luz de los nuevos eventos que han marcado los primeros tres meses del año.

Demanda fluctuante

En shipping se estila mirar las tendencias pasadas para predecir las futuras y, en general y en tiempos de condiciones sanitarias normales, así funciona. Podemos estimar con bastante certeza el tiempo que le toma a un buque navegar desde un puerto a otro, tomando en consideración ciertos factores como clima y tiempos de espera en los puertos, pero, en general, los itinerarios son confiables y también lo es la demanda y oferta de contenedores. Sin embargo, un virus puso a toda la cadena logística contenerizada de cabeza cuando las ciudades cerraron el comercio y la demanda de consumo cayó estrepitosamente. Muy similar a los efectos secundarios que sufren los pacientes de Covid-19, el virus causó un efecto dominó de consecuencias para las navieras, tales como tiempos de espera más prolongados de hasta una semana o más sólo esperando un muelle, escasez de naves frente a la demanda de contenedores y de trabajadores para atender puertos, sistemas ferroviarios, conductores de camiones y naves feeder, todo debido a las restricciones sanitarias y contagios. Las tarifas chárter se han elevado, las tarifas de corto plazo han subido drásticamente a causa de la congestión y la alta demanda, puesto que, simplemente, no hay suficiente capacidad semanal para movilizar todo, ¿por qué? Porque los buques están estancados en los puertos.

Efecto dominó del Canal de Suez

Entonces, cómo es que el Canal de Suez entra en esta situación. Aún es muy temprano para determinar el alcance completo de este evento, pero lo cierto es que suma más al problema que a la solución. El bloqueo duró 6 días, pero los efectos colaterales se dejarán sentir por meses, retrasando aún más el tan anticipado retorno a la normalidad. El impacto más significativo será en la ruta Europa-Asia y en el Medio Oriente. “Hubo 9 naves de Hapag Lloyd atrapadas en el bloqueo del Canal de Suez. Ninguna de esas naves iba con destino a puertos latinoamericanos. En comparación con Estados Unidos y el norte de Europa, no vemos grandes retrasos en Latam. Sí, vimos cierta congestión en puertos de Chile y Perú, pero está más relacionado con los efectos del Covid-19, como la escasez de trabajadores o restricciones adicionales en puertos. Pero estos retrasos son ligeros y son más o menos normales y también es algo que vemos en otros países en el mundo“, dice Nils Haupt, director senior de comunicaciones corporativas, en respuesta exclusiva a MundoMaritimo. ¿Podrían los puertos Latinoamericanos jugar un rol importante en la descongestión de los puertos claves del mundo en el plan de retorno a la normalidad? Quizás. “Estamos redireccionando algunas naves desde los puertos más congestionados como LA/LB (California, Estados Unidos) hacia otros destinos“, dice Haupt, pero sin especificar si es que los puertos escogidos están en latitudes latinoamericanas.

Outlook 2021: todas las apuestas en Q3

A la luz de los nuevos retrasos que impactarán como dominó en los principales puertos del mundo, se espera que la congestión en los puertos de USA se mantenga sin grandes cambios con retrasos significativos debido a la alta demanda y bajos niveles de inventario, llevando a posponer navegaciones y extender el regreso a la normalidad hacia finales de T2 o principios de T3…. si nada más sucede en el intertanto. En Europa habrá unas 4 semanas de congestión y los servicios podrían perder entre 1 y 2 navegaciones, resultando en un impacto sobre la capacidad. La normalidad podría reponerse en T3. Asia verá algo de congestión en varios puertos, con leves retrasos pero nada como la situación en Estados Unidos o Europa. Habrá escasez generalizada de contenedores durante las próximas 6 a 8 semanas. “Estaremos maximizando la disponibilidad de contenedores; disponibilidad de naves y productividad; aceleraremos aún más la digitalización con la automatización y estaremos intensificando la comunicación con nuestros clientes y proveedores para sobrellevar la situación“, dice el CEO de Hapag Lloyd. Aunque estos esfuerzos esperan hacer más llevadera la tormenta del Covid-19 y las fuertes olas causadas por el Canal de Suez también sabemos que, al final, el mar determinará nuestros destinos.

Fuente: Mundo Marítimo


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com