Un buen sistema de ruteo puede reducir los costos de transporte en hasta 30%

By: Redacción Logística 360
Jul.19, 2021
0

Una de las maneras que un negocio busca el éxito (mayores beneficios, por ejemplo) o un buen rendimiento en el mercado es por medio de la optimización de costos. Los costos logísticos es un elemento clave en este objetivo y es por ello que los encargados del departamente de logística o de supply chain se esfuerzan por hallar la mejor manera de reducirlos de la forma más adecuada.

A grandes rasgos los conceptos que se aplican a los costos logísticos se pueden distribuir en: almacenamiento; stocks; distribución y transporte; empaquetado; procesos de información; costos ocultos.

Si bien cada uno de los costos logísticos necesitan ser controlados y optimizados, es recomendable orientar hacia una minimización total del costo logístico en lugar de minimizar cada componente de manera aislada. Hacer lo contrario puede conducir incluso al incremento de costos de otros componentes. No obstante, para el caso práctico de este artículo, nos ocupamos del costo de transporte.

Costo de Transporte de carga

El transporte es una operación importante no solo por ser el responsable de llevar a sus distintos destinos los productos terminados, productos intermedios, materias primas, repuestos, etc., sino además porque suponen una parte muy significativa de los costos logísticos totales de un negocio.

El transporte constituye uno de los principales -o quizá el más importante- componentes del costo logístico global y puede variar de acuerdo a la empresa (si lo terceriza o no, por ejemplo) y al sector.

El costo de transporte o de distribución comprende los costos del movimiento de la mercancía desde su origen hasta su destino final. Algunos de los componentes del costo de transporte o de distribución son el mantenimiento, carga por combustible, entrenamiento al transportista, entregas fallidas o excepciones de envío, costos por tecnologías de rastreo, etc.

Podemos hablar de transporte de corta distancia y transporte de larga distancia. El primero se trata del transporte de mercancías entre productores y almacenes distribuidores; mientras que el segundo, del transporte entre almacenes distribuidores, transporte minorista hacia los puntos de venta y clientes finales.

Transporte a corta distancia

La distribución de última milla (cliente final) y la distribución a puntos de venta son etapas de la cadena logística que acercan el producto al cliente final. La distribución tradicional (a puntos de venta) sigue siendo significativa en sectores como el consumo masivo y otros, pero la pandemia del covid-19 ha hecho que la última milla crezca intensivamente producto del acelerado aumento de las ventas por comercio electrónico y el delivery.

Con el el aumento de la última milla se ha generado una serie de dificultades para el transporte y además es un proceso altamente costoso. La última milla se enfrente a menudo a la parte más problemática de las entregas. Los vehículos de última milla lidian con los atascos de los núcleos urbanos, las restricciones de acceso y horario a ciertas zonas de las ciudades. Los costos de combustible también es sensible porque su conducción es menos eficiente al ir más tiempo en marchas cortas o tener más frenadas y puestas en marcha.

El disparado crecimiento del comercio electrónico ha provocado nuevos desafios para la última milla. La introducción de nuevos tipos de productos en este canal supone lidiar con nuevas medidas y pesos que hacen más complejo las entregas. Igualmente hay otros retos como las crecientes restricciones en el acceso a las ciudades, los nuevos tiempos de entrega ultraurgentes, el alto número de puntos de destino, los horarios de entrega cada vez más amplios, etc.

Todas estas dificultades y retos de la últma milla inclinan más los costos de transporte hacia arriba si no son controlados y optimizados adecuadamente. Para los retailers, por ejemplo, la última milla se ha convertido en una de las mayores preocupaciones por las ineficiencias y costos que se suelen dar en este proceso. 

El transporte de carga es un reto constante para la optimización de costos logísticos, ya que se encuentra constantemente sometidas a factores cambiantes imposibles de controlar, como por ejemplo el precio de los combustibles. Para ello se aplican diferentes estrategias para hacer frente al desafío de reducir este costo.

Para ser más eficientes y reducir los costos logísticos, en el sector privado apuestan por priorizar y mejorar la consolidación de mercancías, el uso de vehículos más eficientes y económicos, y la organización y optimización de rutas más eficientes. Igualmente otra estrategia es tercerizar esta operación para reducir costos fijos, concentrarse en el core y atender la demanda.

Planificación y optimización de rutas

Hoy en día las empresas apuestan por la planificación y optimización de rutas por medio de la aplicación de tecnología, con el objetivo de hacer más eficiente el transporte y lograr con ello una serie de beneficios, entre ellos la reducción de costos.

La optimización y planificación de rutas considera los tiempos de tránsito, el número de destinos, el número y organización de recorridos, la localización, los tiempos de carga y descarga, los vehículos disponibles, incidencias en ruta, tiempos de descanso, averías, etc. Por ejemplo, el algoritmo creado por Drivin para optimizar las rutas toma en cuenta las capacidades de los vehículos, horarios laborales, distancias – kilómetros a recorrer y ventanas horarias entre otras variables, para entregar las rutas más eficientes, cumpliendo siempre con los compromisos de entregas.

De acuerdo con Drivin, empresa proveedora de tecnología TMS en la nube, un buen sistema de ruteo puede reducir los costos de transporte en hasta 30%.

El TMS de Drivin adicionalmente puede realizar el seguimiento en línea de toda la actividad que realizan los conductores y contrastarlo con las rutas planificadas; revisa desviaciones y permite tomar acciones sobre futuros incumplimientos; entrega un listado de las direcciones asignadas a cada vehículo y su secuencia de entrega; considera todas las restricciones establecidas por los clientes (horarios de recepción, característica del producto), como por la misma empresa (vehículos, jornada laboral, etc.); manda las rutas a los conductores a través de nuestra APP.; notifica automáticamente a los clientes a través de SMS, email o WhatsApp; monitorea en tiempo real.

Con ello también se conseguí:

  • procesos más eficientes
  • economía de combustible
  • mejor gestión de la flota
  • el bienestar y la integridad del equipo
  • reducción de horas extraordinarias.

Todas estas ventajas y posibilidades del TMS en términos de optimización y planificación de rutas hace más eficiente el transporte impactando de manera importante en los costos de transporte.


Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com